Síndrome X frágil

 

 

¿Qué es el síndrome X frágil?

El término “síndrome” hace referencia a un grupo de signos, síntomas o características físicas, mentales o de comportamiento que identifican o se asocian con una enfermedad o patología; “X frágil” indica que el cromosoma X es el afectado.

 

El cuerpo humano está compuesto por miles de células y cada una de estas células tiene en su centro o núcleo unos elementos llamados cromosomas.  Los cromosomas a su vez están compuestos por cadenas de una sustancia llamada ácido desoxirribonucleico o ADN. Las cadenas de ADN están formadas por unas pequeñas estructuras llamadas genes; los genes contienen las instrucciones de cómo cada célula, tejido y órgano del cuerpo se forma y debe funcionar. Se estima que en cada célula de nuestro cuerpo existen de 26,000 a 30,000 genes.  

Todas las células de los seres humanos normalmente tienen 46 cromosomas, aunque hay una excepción,  el espermatozoide (que proviene del padre) y el óvulo (que proviene de la madre) que solo tienen 23 cromosomas, pero que al unirse durante la concepción forman una nueva célula que ahora tendrá 46 cromosomas.  Es por esto que los hijos tienen rasgos o características de los padres como color de ojos, color de cabello, estatura, etc. De los 46 cromosomas hay un par que definen el sexo del nuevo ser y se llaman cromosomas sexuales y se identifican con las letras X y Y. En condiciones normales, las mujeres tienen 2 cromosomas X y los hombre tienen uno X y uno Y.

 

¿Qué causa el síndrome X frágil?

El síndrome X frágil es una condición genética, es decir que hay uno o varios  defectos o errores en un gen. En el síndrome X frágil, se produce por un cambio o mutación en un gen llamado FMR1 (siglas en inglés de Fragile Mental Retardation 1 o Retardo Mental Frágil 1). Este gen está localizado en el cromosoma X y tiene como función el de hacer una proteína llamada “Retardo Mental X Frágil 1” o FMRP (por sus siglas en inglés). Los investigadores consideran que la proteína FMRP forma parte de varios tejidos, pero en especial del tejido del cerebro.[1]

 

¿Qué significa portador pre-mutación?

Los genes están formados por unas pequeñas partículas llamadas bases nitrogenadas.  Las bases nitrogenadas que forman el ADN son: alanina (A), citosina (C), guanina (G) y timina (T) y se combinan de cierta forma especial. La combinación CGG  normalmente se puede repetir de 6 a 45 veces sin causar ningún efecto. Si el número de repeticiones es entre 45 y 55 es una “zona gris” ya que la condición se podría pasar de padres a hijos, pero los nietos podría tener algún riesgo ya que el número de repeticiones pude aumentar de una generación a otra. 

 

Las personas que tienen de 55 a 200 repeticiones se denominan pre-mutaciones y es posible que no presenten ningún síntoma, pero si pueden ser portadores y los hijos de ellos sí podrían tener hijos con síndrome X frágil.  Los hombres portadores de una pre-mutación pasan esta pre-mutación a todas las hijas sin que ellas presenten la condición (recuerde que las mujeres tienen 2 cromosomas X, uno que proviene del padre y otro de la madre). Así que los hijos varones de un padre con una pre-mutación no tendrán la pre-mutación ya que tendrán un cromosoma X de la madre y un cromosoma Y del padre.

Ahora las mujeres portadoras de una pre-mutación tienen un 50% de posibilidades de pasar el gen anormal a los hijos durante cada embarazo.

 

Finalmente, si una persona tiene una mutación completa si presenta más de 200 repeticiones (en estos casos lo que ocurre es que no hay producción de la proteína FMRP). La mujer con una mutación completa tiene un 50% de posibilidades de pasarla durante cada embarazo.  Por razones que aún se desconocen, los hombres con mutaciones completas solo pasan pre-mutaciones a las hijas y no hay ningún riesgo para los hijos.[2]

 

¿Cuáles son los signos o síntomas que se presentan en una pre-mutación?

La mayoría de personas con pre-mutaciones son intelectualmente normales, pero en algunos casos las personas pueden presentar niveles bajos de la proteína FMRP y resultar en una forma leve des síndrome X frágil. Los signos y síntomas pueden incluir: orejas prominentes, problemas emocionales (ansiedad o depresión), algún nivel de desabilidad o desorden del comportamiento o aprendizaje y comportamiento parecido al autismo.[1]  Un 20% de las mujeres con pre-mutación desarrollan una falla en los ovarios y una menopausia temprana.[2]

 

¿Cuáles son los signos o síntomas que se presentan en el síndrome X frágil?

Ya que la proteína FMR1 es importante para la formación y desarrollo del cerebro, los signos y síntomas que se presentan en el síndrome X frágil están centrados en las siguientes aéreas: 

  1. Area del conocimiento: las deficiencias de aprendizaje y del desarrollo pueden ser desde leves hasta severas e incluyendo retraso en el habla y en caminar.
  2. Area física: rasgos físicos como cara alargada, orejas grandes y testículos agrandados se asocian con defectos del tejido conectivo (ligamentos) el cual es laxo o flexible.
  3. Area del comportamiento: el comportamiento puede ser muy sociable hasta retraído y/o agresivo. Los estímulos sensoriales como ruidos, contacto físico y presencia de muchas otras personas pueden agobiar a las personas con síndrome X frágil.[3]

 

¿Qué es el síndrome tremor/ataxia asociado a X frágil?

Estudios recientes han sugerido que hombres mayores de 50 años y algunas mujeres con una pre-mutación desarrollan un desorden de tipo neurológico  conocido como: “Síndrome de tremor/ataxia asociado a X frágil”.  Este desorden se caracteriza por presentar problemas neurológicos progresivos que incluyen: perdida de la memoria, temblores (tremor), movimientos descoordinados (ataxia), perdida de la sensación en las extremidades inferiores (neuropatía periférica), cambios en el comportamiento y estado mental. [1]

 

¿Cómo se realiza el diagnóstico del síndrome X frágil?

La presentación y síntomas clínicos pueden variar de persona a persona dependiendo del grado de deficiencia de la proteína FMRP. Muchos de los síntomas del síndrome X frágil son similares a otras condiciones, así que si se sospecha síndrome X frágil, se debe realizar un estudio genético para identificar los cambios en el gen FMR1.[3] Es muy importante la consulta con un especialista en genética para determinar y evaluar las condiciones actuales de la persona afectada y pronósticos para el futuro.

 

¿Cuál es el tratamiento del síndrome X frágil?

Actualmente no hay una cura para el síndrome X frágil, hay varios tratamientos que pueden ser utilizados dependiendo de la severidad de los síntomas y del grado de incapacidad que la persona presente. Estos tratamientos incluyen: educación especial, terapia física y ocupacional.  Existen medicamentos que son efectivos para la hiperactividad, problemas de atención, agresividad, ansiedad y depresión.

 

 

Referencias