Escuchar
El síndrome de Wolfram, que también se conoce por el acrónimo DIDMOAD, se caracteriza por diabetes insípida (DI); diabetes mellitus de inicio en la infancia (DM); pérdida gradual de la visión causada por atrofia óptica (OA); y sordera (D "deafness" por sus siglas en inglés).[1] Otros síntomas pueden incluir problemas sensoriales, disfunción de la vejiga y de los intestinos, problemas en las partes del oído interno y del cerebro que ayudan a controlar el equilibrio y los movimientos oculares (déficit vestibular), problemas de regulación de temperatura, marcha descoordinada (atáxica),  y déficits olfatorios. Además, también se han observado síntomas psiquiátricos como ansiedad y depresión, en algunos casos.[2][3] 

Hay dos tipos de síndrome de Wolfram (tipo 1 y tipo 2) que se diferencian principalmente por su causa genética. El tipo 1 es causado por variantes (mutaciones) en el gen WFS1. El tipo 2 solamente se ha descrito en familias de ascendencia jordana y es causado por variantes en el gen CISD2. La herencia del síndrome de Wolfram es autosómica recesiva.[2][4] Sin embargo, algunos casos del síndrome de Wolfram tipo 1 tienen una herencia autosómica dominante y son bastante graves.[5] El diagnóstico se sospecha en casos en que hay diabetes mellitus de inicio en la infancia junto con atrofia óptica, pero en que la discapacidad visual no se debe a la diabetes.[16649] El tratamiento es sintomático y de apoyo.[2][4][6]

Última actualización: 5/18/2018

Escuchar
Las señales y síntomas comunes a los dos tipos del síndrome de Wolfram pueden incluir:[7][1]
  • Presencia de atrofia óptica bilateral, que aparece después de la segunda década. La atrofia óptica sólo afecta a la visión periférica (visión menos detallada que usamos para ver la forma de los objetos que no miramos directamente)
  • Diabetes insípida (70-75% de los casos) 
  • Sordera neurosensorial de grado variable que afecta a las altas frecuencias (75% de los casos) 
  • Falta de tono muscular (atonía) del tracto urinario 
  • Falta de coordinación de movimientos (ataxia) 
  • Falta de sensibilidad en algunas partes del cuerpo (neuropatía periférica)
  • Problemas psiquiátricos (demencia, episodios de depresión grave, psicosis y agresividad verbal y física compulsiva) (60% de los casos) 
  • Convulsiones
  • Problemas digestivos como diarrea o estreñimiento recurrentes (25% de los casos) 
  • Disfunción renal (33% de los casos) 
  • Falta de aire (apnea) o insuficiencia respiratoria 
  • Disfunción bulbar que es  la región que controla las neuronas motoras inferiores necesarias para tragar, hablar, masticar y otras funciones que puede ocasionar neumonías por aspiración recurrentes 
  • Cardiomiopatía o enfermedades del músculo cardíaco
  • Anemia 
  • Hipogonadismo en los hombres (cantidades reducidas de la hormona sexual testosterona)
Los 4 síntomas principales de diabetes insípida, diabetes mellitus de inicio en la infancia, pérdida gradual de visión por atrofia óptica, y sordera se encuentran en alrededor del 65% de las personas afectadas.[1][7] El síndrome de Wolfram tipo 2 es similar al tipo 1 pero además de las señales y síntomas comunes con el tipo 1 puede haber ulceras en el estómago y/o en el intestino y sangramientos.[1]
Última actualización: 5/19/2018

Escuchar
Los dos tipos de síndrome de Wolfram (tipo 1 y tipo 2) se diferencian principalmente por su causa genética. Las variantes (mutaciones) en el gen WFS1 son responsables de alrededor del 90% de los casos del síndrome de Wolfram tipo 1. Este gen es codifica la proteína llamada wolframina, que ayuda a regular la cantidad de calcio que entra en las células, que es importante para el funcionamiento de las células del cuerpo. La wolframina se encuentra dentro de una estructura celular llamada retículo endoplásmico (la parte de la célula que participa en la producción, el procesamiento y el transporte de proteínas) que se encuentra en muchos tejidos y órganos del cuerpo. Cuando el retículo endoplásmico no puede funcionar bien, la célula activa su propia muerte celular (apoptosis). La muerte de las células en el páncreas y específicamente de las células que hacen insulina (células beta), resulta en la diabetes mellitus. Cuando hay pérdida gradual de las células a lo largo del nervio óptico se pierde la vista. La muerte de las células en otros sistemas del cuerpo probablemente causa los diversos signos y síntomas del síndrome de Wolfram tipo 1.[1][7]

Una mutación específica en el gen CISD2 causa el síndrome de Wolfram tipo 2. Aunque se desconoce la función exacta de este gen, se cree que este gen es importante en las mitocondrias (la parte de la célula donde se produce la energía). Las mutaciones en el gen CISD2 resultan en la pérdida de mitocondrias, lo que disminuye la cantidad de energía disponible para las células. Las células que no tienen suficiente energía mueren. Como en el síndrome de Wolfram tipo 1, la muerte de las células en diferentes partes del cuerpo resulta en muchos problemas de salud asociados con el síndrome de Wolfram tipo 2.[1]

Las mutaciones en el ADN mitocondrial también pueden ser una causa rara del síndrome de Wolfram en algunas familias. [8]
Última actualización: 5/19/2018

Escuchar
El diagnóstico del síndrome de Wolfram se basa en la presencia de los signos y síntomas característicos, que son la asociación de diabetes mellitus de tipo I de aparición juvenil (edad <16 años), sin anticuerpos anti-insulínicos; la presencia de atrofia óptica en los dos ojos (edad <16 años); y la presencia de otros casos en la familia. La identificación de un cambio (mutación) en el gen WFS1 o en el gen CISD2 confirma el diagnóstico.[2] [9]


Última actualización: 5/20/2018

Escuchar
El tratamiento depende de los problemas que haya. Por ejemplo, casi todas las personas afectadas requieren insulina para tratar la diabetes mellitus. Las personas con pérdida auditiva pueden beneficiarse de audífonos o implante coclear.[2][7][9]

Se recomienda un estudio anual de la diabetes, consultas con oftalmólogos para detectar alteraciones de la visión y consultas con un otorrinolaringólogo para detectar problemas de la audición. Es necesario el manejo de la diabetes insípida, apnea, y alteraciones urinarias (antibióticos para que no haya infecciones urinarias). Debido a que en muchos casos hay problemas psiquiátricos se recomienda una evaluación regular para la depresión y otros síntomas psiquiátricos para dar una ayuda médica, emocional, y psicológica adecuada. La complicación más grave del síndrome de Wolfram es la insuficiencia respiratoria.[2]
Última actualización: 5/20/2018

Escuchar

Los grupos de apoyo y las organizaciones de ayuda pueden ser de utilidad para conectarse con otros pacientes y familias, y pueden proporcionar servicios valiosos. Muchos proporcionan información centrada en el paciente, e impulsionan la investigación para desarrollar mejores tratamientos y para encontrar posibles curas. Pueden ayudar a encontrar estudios de investigación, y otros recursos y servicios relevantes. Muchas organizaciones también tienen asesores medicos expertos o pueden proporcionar listas de médicos y/o clínicas. Visite el sitio en la red del grupo que le interese o póngase en contacto con ellos para conocer los servicios que ofrecen. Recuerde que la inclusión en esta lista no representa un aval de GARD.

Organizaciones de Apoyo para esta Enfermedad

Sitios o Redes Sociales en la Internet

Organizaciones de Apoyo General


  1. Wolfram syndrome. Genetics Home Reference. 2012; http://ghr.nlm.nih.gov/condition/wolfram-syndrome.
  2. Tranebjærg L, Barrett T & Rendtorff ND. WFS1-Related Disorders. Gene Review. 2013; http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK4144/.
  3. Doty T, Foster ER, Marshall B, Ranck S & Hershey T. The effects of disease-related symptoms on daily function in Wolfram Syndrome. Translational Science of Rare Diseases. 2017; 2(1-2):89-100. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5677191/.
  4. Wolfram Syndrome 2. OMIM. September 2014; http://omim.org/entry/604928.
  5. Rigoli L, Bramanti P, Di Bella C & De Luca F. Genetic and clinical aspects of Wolfram syndrome 1, a severe neurodegenerative disease. Pediatr Res. May, 2018; 83(5):921-929. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29774890.
  6. Martinez VN. Wolfram syndrome. Orphanet. September, 2014; http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/OC_Exp.php?lng=EN&Expert=3463.
  7. Wolfram syndrome. Orphanet. September 2014; http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/OC_Exp.php?lng=EN&Expert=3463.
  8. Wolfram Syndrome, Mitochondrial Form. OMIM. September 2013; http://www.omim.org/entry/598500?search=wolfram%20syndrome&;highlight=syndromic%20syndrome%20wolfram.
  9. Wolfram Syndrome. NORD. 2017; http://www.rarediseases.org/rare-disease-information/rare-diseases/byID/850/viewFullReport.
  10. Bueno GE, Ruiz-Castañeda D, Martínez JR, Muñoz MR & Alascio PC. Natural history and clinical characteristics of 50 patients with Wolfram syndrome. Endocrine. May 4, 2018; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29728875.