Escuchar
El síndrome de Johanson-Blizzard es una enfermedad muy poco frecuente que afecta varias partes del cuerpo. Muchos de los síntomas están presentes en el nacimiento o en la primera infancia. Las características principales incluyen mala absorción intestinal de las grasas y otros nutrientes debido a un desarrollo anormal del páncreas (insuficiencia pancreática exocrina); hallados distintivos en el cráneo y la cara, como nariz pequeña y picuda; retraso en el desarrollo, que resulta en la baja estatura; anormalidades de los dientes permanentes; y / o diversos grados de discapacidad intelectual.[1][2] Puede ser causada por cambios (mutaciones) en el gen UBR1 y se hereda de forma autosómica recesiva. El tratamiento es sintomático e incluye la reposición de la enzima pancreática y vitaminas.[1]
Última actualización: 3/7/2016

Escuchar
Los hallados más característicos del síndrome son la insuficiencia pancreática exocrina y las alas de la nariz pequeñas. Otras señales y síntomas son variados y pueden incluir:[1][2] 
  • Anomalías dentales como pocos dientes y ausencia de dientes permanentes (> 80% de los casos)
  • Sordera neurosensorial (80% de los casos)
  • Defectos del cuero cabelludo como caída de pelo, patrón anormal de cabello en la parte de adelante, falta de un pedazo de la piel del cuero cabelludo (76% de los casos)
  • Alteraciones hormonales como hipotiroidismo (40% de los casos), deficiencia de la hormona de crecimiento, diabetes y otras
  • Anomalías anorrectales como ano imperforado (39% de los casos)
  • Malformaciones genitourinarias (38% de los casos) como reflujo vesicoureteral e hipospadias
  • Problemas en las orejas
  • Retraso del crecimiento
  • Baja estatura
  • Tono muscular pobre (hipotonía)
  • Cabeza mucha pequeña (microcefalia)
  • Discapacidad intelectual
  • Problemas en los ojos como alteraciones de los conductos lagrimales, coloboma de los párpados y catarata congénita
  • Cardiopatías congénitas
  • Enfermedad hepática colestásica
  • Manchas café con leche
  • Anemia. 
Los estudios con imagen abdominal de los pacientes muestran que el tejido del páncreas exocrino es sustituido por gordura y la autopsia muestra que hay un defecto de las células acinares pancreáticas. Las células acinares pancreáticas tienen una función primordial en la digestión de los alimentos puesto que producen los enzimas necesarios para su degradación. Sus defectos resultan en la casi completa ausencia de enzimas pancreáticas en las secreciones duodenales que resultan en la indigestión y la mala absorción.[2]
Última actualización: 3/7/2016

Escuchar
El síndrome es causado por alteraciones (mutaciones) en el gen UBR1, que está envuelto en la fabricación de varias proteínas que son importantes para el desarrollo y manutención de las células acinares del páncreas (células secretoras de enzimas digestivas). La deficiencia de la proteína UBR1 lleva a la destrucción gradual de las células acinares. Algunas mutaciones resultan en la falta total de las células pero en otras las alteraciones son más leves y por eso los síntomas son menos graves.[3][4]
Última actualización: 3/7/2016

Escuchar
No existe un criterio diagnóstico definido pero la mayoría de los pacientes descritos tienen insuficiencia pancreática e hipoplasia del ala de la nariz, además de otros sintomas. Estos síntomas son bien distintivos y suficientes para que se piense en este síndrome. Los exámenes de heces (en que se ve gordura en las heces y la determinación de la elastase fecal) y los exámenes de ultrasonido y tomografía pueden también mostrar hallados de la insuficiencia pancreática. El examen de la audición (audiometría), exámenes de sangre de hormonas tiroideas y rayos X de los dientes también puede ser útiles para el diagnóstico. La prueba genética mostrando una mutación en el gen URB1 confirma el diagnóstico.[5]
Última actualización: 3/7/2016

Escuchar
El tratamiento del síndrome de Johanson-de Blizzard se hace de acuerdo a los síntomas que están presentes. Las personas con insuficiencia pancreática pueden requerir suplementos de enzimas pancreáticas (por ejemplo, pancreatina por vía oral) para promover la absorción de grasas y otros nutrientes necesarios. También se puede dar vitaminas para prevenir o tratar deficiencias de vitaminas que pueden resultar de la mala absorción debido a la insuficiencia pancreática. Una dieta especial con fácil absorción y suplementos ricos en proteínas también pueden ser prescritos para garantizar que se cumplen los requisitos nutricionales. Aunque estos tratamientos por lo general llevan a una mejor absorción de nutrientes y al aumento de peso, los niños más afectados siguen siendo pequeños para su edad. Una cirugía para remover el páncreas (pancreatectomía) con autotrasplante de islotes se debe utilizar solamente como último recurso para pacientes con síntomas graves de pancreatitis.[6]

Las personas con hipotiroidismo pueden necesitar terapia de reemplazo de hormonas tiroxina. Algunas de las otras anomalías que pueden estar presentes pueden necesitar de operación, como las anomalías del corazón. Las anormalidades dentales pueden ser tratadas con el uso de prótesis dentales, y / u otras técnicas. La pérdida de audición puede tratarse con audífonos. También es necesaria la educación especial y otros servicios médicos, sociales y / o vocacionales. La intervención temprana es importante para que los niños puedan alcanzar su máximo potencial.[6][1]
Última actualización: 3/7/2016

Escuchar
La gravedad de los síntomas en el síndrome de Johanson-Blizzard varía. Mientras que algunos pacientes tienen complicaciones que amenazan la vida durante la infancia, otros tienen una enfermedad menos grave. Cuando la insuficiencia pancreática es severa puede llevar a problemas graves como mala nutrición e infecciones bien serias y también a baja estatura y dificultad para ganar peso. El tratamiento específico de la insuficiencia pancreática y el hipotiroidismo puede resultar en un mejor pronóstico. Hay muchos pacientes con discapacidad intelectual pero, en algunos casos, la inteligencia es normal. La pérdida de la audición o sordera puede estar presente en el nacimiento o puede comenzar más tarde en la vida.[1][7] La esperanza de vida depende más de la insuficiencia pancreática y la malnutrición que pueden llevar a la muerte en la infancia o niñez temprana, pero cuando se hace el tratamiento temprano y eficiente, con enzimas pancreáticas y vitaminas, la supervivencia hasta la edad adulta no es rara.[7][3]
Última actualización: 3/8/2016

Escuchar

Los grupos de apoyo y las organizaciones de ayuda pueden ser de utilidad para conectarse con otros pacientes y familias, y pueden proporcionar servicios valiosos. Muchos proporcionan información centrada en el paciente, e impulsionan la investigación para desarrollar mejores tratamientos y para encontrar posibles curas. Pueden ayudar a encontrar estudios de investigación, y otros recursos y servicios relevantes. Muchas organizaciones también tienen asesores medicos expertos o pueden proporcionar listas de médicos y/o clínicas. Visite el sitio en la red del grupo que le interese o póngase en contacto con ellos para conocer los servicios que ofrecen. Recuerde que la inclusión en esta lista no representa un aval de GARD.

Organizaciones de Apoyo para esta Enfermedad

  • About Face International
    51 Wolseley Street
    Toronto, ON M5T 1A4
    Canada
    Teléfono gratuito: 1-800-665-3223
    Teléfono: +1-416-597-2229
    Fax: +1-416-597-8494
    Correo electrónico: info@aboutface.ca
    Enlace en la red: https://www.aboutface.ca/
  • FACES: The National Craniofacial Association
    PO Box 11082
    Chattanooga, TN 37401
    Teléfono gratuito: 800-332-2373
    Teléfono: 423-266-1632
    Correo electrónico: faces@faces-cranio.org
    Enlace en la red: http://www.faces-cranio.org/
  • Little People of America, Inc.
    617 Broadway #518
    Sonoma, CA 95476
    Teléfono gratuito: 1-888-572-2001
    Teléfono: +1-714-368-3689
    Fax: +1-707-721-1896
    Correo electrónico: info@lpaonline.org
    Enlace en la red: https://www.lpaonline.org/

Sitios o Redes Sociales en la Internet

Organizaciones de Apoyo General


  1. Johanson-Blizzard Syndrome. NORD. 2013; http://www.rarediseases.org/rare-disease-information/rare-diseases/byID/1089/viewAbstract. Accessed 11/30/2015.
  2. Almashraki N, Abdulnabee MZ, Sukalo M, Alrajoudi A, Sharafadeen I & Zenker M. Johanson-Blizzard syndrome. World J Gastroenterol. October, 2011; 17(37):4247–4250. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3208372/.
  3. Godbole K, Maja S, Leena H & Martin Z.. Johanson-blizzard syndrome. Indian Pediatr. May 8, 2013; 50(5):510-2. http://www.indianpediatrics.net/may2013/510.pdf.
  4. Zenker M & cols. Deficiency of UBR1, a ubiquitin ligase of the N-end rule pathway, causes pancreatic dysfunction, malformations and mental retardation (Johanson-Blizzard syndrome). Nat Genet. December, 2005; 37(12):1345-50. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16311597.
  5. Sukalo M, Mayerle J & Zenker M. Clinical utility gene card for: Johanson–Blizzard syndrome. European Journal of Human Genetics. 2014; 22:http://www.nature.com/ejhg/journal/v22/n1/pdf/ejhg201365a.pdf.
  6. Shelton CA & Whitcomb DC. Genetics and Treatments Options for Recurrent Acute and Chronic Pancreatitis. Curr Treat Options Gastroenterol. September, 2014; 12(3):359–371. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24954874. Accessed 11/30/2015.
  7. Hurst JA & Baritser M. Johanson-Blizzard syndrome. J Med Genet. January, 1989; 26(1):45–48. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2645405.