Prurito acuagénico



El prurito acuagénico es una condición en la que el contacto con el agua de cualquier temperatura provoca picazón intensa sin cambios visibles en la piel. Los síntomas pueden comenzar inmediatamente después del contacto con el agua y pueden durar una hora o más.[1] La causa exacta no se sabe todavía; sin embargo, se han descrito algunos casos en que hay varios afectados en una familia.[1] [2]. El prurito acuagénico puede ser un síntoma de la policitemia vera u otras enfermedades, por lo que se deber realizar una evaluación completa para descartar otras enfermedades más graves. En general, el tratamiento es un desafío. Los antihistamínicos, la fototerapia con luz ultravioleta B, la terapia con psoraleno y radiación ultravioleta de longitud de onda A (PUVA) y diversos medicamentos se han usado con éxito variable.[1]
Última actualización: 6/21/2016

El prurito acuagénico se caracteriza por picazón intensa en las partes del cuerpo que están en contacto con el agua sin que haya una erupción en la piel. La cabeza, palmas de las manos, plantas de los pies, y las mucosas por lo general no se ven afectados.[1] Las piernas están más frecuentemente afectados, seguida de los brazos, pecho, espalda, abdomen, y más raramente por la cabeza, el cuello, la cara y las caderas. Debido a que el prurito acuagénico puede ser uno de los síntomas de la policitemia vera y otras enfermedades, es importante buscar si hay problemas en otras partes del cuerpo para descartar una de estas condiciones.[3]
Última actualización: 6/21/2016

La causa exacta de prurito acuagénico es desconocida, pero la liberación de gránulos ricos en histamina y otros compuestos en el cuerpo por los mastocitos, un tipo especial de célula que juega un papel en el sistema inmune, el aumento de la histamina circulante, la liberación de acetilcolina (un producto químico en el cuerpo que envía señales de los nervios a los músculos y entre los nervios en el cerebro), y el aumento de la actividad fibrinolítica de la piel (actividad que controla el tamaño del coágulo mediante la descomposición de los coágulos) han sido mencionados como posibles causas de la condición.[1][2] En algunos casos, el prurito acuagénico puede ser un síntoma de la policitemia vera o de otras enfermedades.[1]
Última actualización: 6/21/2016

No hay un examen específico que confirme el diagnóstico siendo que el diagnóstico se realiza descartando otras condiciones. Los siguientes criterios pueden ayudar a hacer el diagnóstico:[4][5]
  • Que haya picazón severa (puede ser el único síntoma), picor, escozor o ardor que se desarrolla constantemente después del contacto de la piel con agua, independientemente de la temperatura o la salinidad del agua.
  • Que no haya manifestaciones visibles de la piel.
  • Que la reacción sea rápida, como de pocos minutos al contacto con el agua, y que dure entre 10 minutos a 2 horas.
  • Que no haya otras enfermedades de la piel, enfermedad sistémica o medicación que pueda causar la picazón.
  • Que la reacción no sea debida a alguna de las urticarias físicas, que son las urticarias provocadas por estímulos físicos, como la presión (urticaria por presión), el frío (urticaria por el frío) el agua (urticaria acuagénica), la vibración (urticaria vibratoria), la exposición al sol (urticaria por el sol) y el dermografismo (una urticaria física en la que parece que alguien ha escrito sobre la piel).
  •  Apartar enfermedades en las que el prurito acuagénico puede ser uno de los síntomas como la policitemia vera y otras.
Última actualización: 6/21/2016

Como la causa subyacente del prurito acuagénico no se sabe bien, la decisión acerca de qué tipo de terapia podría ser mejor para el tratamiento es complicada.[1][2][6] Varias opciones se han probado con éxito variable. Los antihistamínicos son la base del tratamiento. Otras terapias que se han probado incluyen añadir bicarbonato de sodio al agua de baño, la capsaicina tópica, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, la fototerapia UVB, PUVA, naltrexona, propranolol y atenolol.[1][2]
Última actualización: 6/21/2016

Los grupos de apoyo y las organizaciones de ayuda pueden ser de utilidad para conectarse con otros pacientes y familias, y pueden proporcionar servicios valiosos. Muchos proporcionan información centrada en el paciente, e impulsionan la investigación para desarrollar mejores tratamientos y para encontrar posibles curas. Pueden ayudar a encontrar estudios de investigación, y otros recursos y servicios relevantes. Muchas organizaciones también tienen asesores medicos expertos o pueden proporcionar listas de médicos y/o clínicas. Visite el sitio en la red del grupo que le interese o póngase en contacto con ellos para conocer los servicios que ofrecen. Recuerde que la inclusión en esta lista no representa un aval de GARD.

Sitios o Redes Sociales en la Internet

Organizaciones de Apoyo General


  1. Sekar CS, Srinivas CR & Jacob S. Aquagenic pruritus: beneath water "lies". Indian J Dermatol. 2011 Jul; 56(4):446-7. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3179019/.
  2. Cao T, Yong AA, Tan KB, Tey HL. Idiopathic aquagenic pruritus: pathogenesis and effective treatment with atenolol.. Dermatol Ther. 2015 May-Jun; 28(3):118-21. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25640024.
  3. Heitkemper T, Hofmann T., Phan NQ & Ständer S. Aquagenic pruritus: associated diseases and clinical pruritus characteristics. Journal der Deutschen Dermatologischen Gesellschaft. 2010; 8:797–804.. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20546386.
  4. Auerbach PS. Auerbach: Wilderness Medicine, 5th ed.. Philadelphia: Mosby, An Imprint of Elsevier; 2007;
  5. Heitkemper T, Hofmann T, Phan NQ, Ständer S. Aquagenic pruritus: associated diseases and clinical pruritus characteristics. J Dtsch Dermatol Ges. October, 2010; 8(10):797-804. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20546386.
  6. Heitkemper T, Hofmann T, Phan NQ, Ständer S. Aquagenic pruritus: associated diseases and clinical pruritus characteristics.. J Dtsch Dermatol Ges. 2010 Oct; 8(10):797-804. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20546386. Accessed 9/28/2015.