Síndrome de enfermedad postorgásmica



El síndrome de enfermedad postorgásmica (POIS) es una condición rara en la que los varones afectados tienen un conjunto de síntomas similares a la gripe después de la eyaculación (cuando el semen se sale del pene).[1][2][3] Los síntomas específicos pueden incluir fatiga extrema; debilidad; febrícula o sudoración; cambios en el estado de ánimo o irritabilidad; problemas de memoria o dificultad de concentración; y / o congestión o picor en los ojos. Los síntomas pueden ocurrir en cuestión de segundos, minutos o unas pocas horas después de la eyaculación. La mayoría de los síntomas duran de 2 a 7 días y desaparecen por si solos. La causa exacta no se sabe todavía pero algunos científicos creen que puede ser debida a una alergia al semen que causa una reacción de hipersensibilidad inmediata. No existe un tratamiento estándar para esta condición, pero algunos hombres han sido tratados con ISRS, antihistamínicos y / o benzodiacepinas.[4] Investigadores han reportado que la terapia de hiposensibilización (disminución de la respuesta inmune por la exposición gradual al semen) ha mejorado los síntomas en 2 hombres afectados.[2][3]
Última actualización: 6/19/2017

Las señales y los síntomas del síndrome de enfermedad postorgásmica (POIS) varían, pero pueden incluir:[1][2][4] 
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Congestión nasal
  • Trastornos del estado de ánimo o irritabilidad
  • Pobre concentración
  • Deterioro de la memoria
  • Picazón en los ojos
  • Debilidad muscular
  • Transpiración
  • Habla incoherente.
Los síntomas pueden desarrollarse en segundos, minutos u horas después de la eyaculación y pueden durar de 2 a 7 días antes de quitarse por sí solos.[4] Algunos hombres con POIS también tienen eyaculación precoz durante toda la vida.[1][2][4]

Los síntomas de POIS  descritos por los varones con esta enfermedad pueden ser agrupados en 7 categorías de acuerdo al área del cuerpo que sea más afectada (los síntomas varían de un varón a otro, pero son relativamente constantes en la misma persona):[5]

  • Grupo 1 (grupo general): fatiga extrema, agotamiento, palpitaciones, dificultad para encontrar las palabras, dificultad para hablar (disartria), dificultades de concentración, irritabilidad, molestarse con los ruidos, sensibilidad exagerada a la luz (fotofobia), estado de ánimo deprimido;
  • Grupo 2 (síntomas parecidos a la gripe): febril, calor extremo, transpiración, escalofríos,  sensación estar enfermo, sensación de frío;
  • Grupo 3 (grupo con síntomas relacionados con la cabeza): dolor de cabeza, sensación de niebla en la cabeza, sensación de pesadez en la cabeza;
  • Grupo 4 (grupo con síntomas relacionados a los ojos): ardor, ojos rojos, visión borrosa, ojos acuosos, irritantes, picazón, ojos dolorosos;
  • Grupo 5 (grupo  con síntomas relacionados a la nariz): congestión nasal, lagrimeo, secreción nasal, estornudos;
  • Grupo 6 (grupo con síntomas relacionados a la garganta): sabor sucio en la boca, boca seca, dolor de garganta, tos que da cosquillas, voz ronca;
  • Grupo 7 (grupo relacionado con problemas en los músculos): tensión muscular en la espalda o el cuello, debilidad muscular, dolor  en los músculos, piernas pesadas, rigidez en los músculos.

Última actualización: 6/19/2017

La causa exacta del síndrome de enfermedad postorgásmica (POIS) es poco clara. Algunos científicos sospechan que los hombres afectados pueden tener una alergia a su propio semen lo que resulta en una reacción de hipersensibilidad (una respuesta inmune anormal).[2][4]
Última actualización: 6/19/2017

No tenemos conocimiento de informes de casos familiares del síndrome de la enfermedad postorgásmica (POI) en la literatura médica. Sin embargo, como no se conoce la causa exacta no se sabe si existen factores genéticos que contribuyan a la condición.
Última actualización: 6/19/2017

El diagnóstico de síndrome de enfermedad postorgásmica se basa en la presencia de los siguientes criterios:[1] 
  • Tener uno o más síntomas asociados con POIS
  • Los síntomas se desarrollan en cuestión de segundos o poco tiempo después de la eyaculación
  • Los síntomas siempre, o casi siempre (por lo menos 90% de los casos) se producen después de la eyaculación
  • Los síntomas duran aproximadamente de 2 a 7 días
  • Los síntomas se resuelven por sí solos dentro de una semana.

Los síntomas descritos por los pacientes pueden ser generales, o pueden "agruparse" en ciertas áreas del cuerpo (es decir, los hombres con POIS pueden informar que sus síntomas son generals o parecidos a la gripe o que sólo afectan a su cabeza, ojos, nariz, garganta o músculos). Las descripciones de estos grupos de síntomas puede ayudar a hacer el diagnóstico.[5] (vea la respuesta sobre las señales y los síntomas de POIS)

Una prueba que puede ser útil para el diagnóstico es una prueba en la que se inyecta en la piel con un semen muy diluido del propio paciente (esta prueba necesita la supervisión de un médico porque puede causar síntomas de POIS y resultar en una reacción severa que puede necesitar una hospitalización de cuidados intensivos)

Otra prueba de POIS que puede ser útil para diagnosticar POIS es aconsejar al paciente que pare de masturbarse o pare la relación sexual justo antes de que las primeras sensaciones genitales de una eyaculación inminente ocurran mientras se tiene una erección completa. Esto no es fácil de realizar ya que se le pide al paciente que detenga su actividad sexual cuando está sintiendo placer. En la mayoría de los casos de POIS el paciente notará que sus síntomas de POIS no se manifestarán después de esta prueba diagnóstica.[5]

Última actualización: 6/19/2017

Todavía no existe un consenso en el manejo y/o tratamiento del síndrome de la enfermedad postorgásmica (POIS). Algunos hombres han sido tratados con ISRS, antihistamínicos y benzodiacepinas con buenos resultados.[4]

Un estudio en la literatura médica mostró buenos resultados con terapia de hiposensibilización en dos hombres afectados con POIS. Este tipo de terapia tiene como objetivo disminuir la respuesta inmune a un alérgeno por la exposición gradual. Los hombres se inocularon cada dos semanas con concentraciones crecientes de su propio semen. Aunque esta terapia no impidió que hubiera los síntomas por completo, los 2 hombres informaron de una mejora gradual de los síntomas durante el período de tratamiento.[1][2][4]

Sin embargo, la terapia de hiposensibilización puede no ser una opción para todos los hombres con POIS, ya que puede ser que algunos casos no sean debidos a una alergia al semen.[3]

Última actualización: 6/19/2017

El pronóstico de POIS no se sabe muy bien porque no hay muchos relatos en la literatura médica describiendo lo que pasa con el tiempo, y si hay algún cambio en los síntomas. Algunos tratamientos han resultado en mejoría de los síntomas en algunos hombres. Aunque POIS no es una condición grave que amenaza la vida, puede tiene un impacto significativo en la calidad de vida de los hombres afectados y sus seres queridos.

POIS fue descrito en 2002, y no hay muchos reportes publicados todavía. Mientras que algunos casos se han registrado en las revistas médicas, hay un número creciente de casos de autoreporte en los foros de internet y sitios de redes sociales. Es posible que POIS sea poco reconocida y poco diagnosticada, y que en realidad afecte a más hombres de los que se cree.[3]
Última actualización: 6/19/2017

Los grupos de apoyo y las organizaciones de ayuda pueden ser de utilidad para conectarse con otros pacientes y familias, y pueden proporcionar servicios valiosos. Muchos proporcionan información centrada en el paciente, e impulsionan la investigación para desarrollar mejores tratamientos y para encontrar posibles curas. Pueden ayudar a encontrar estudios de investigación, y otros recursos y servicios relevantes. Muchas organizaciones también tienen asesores medicos expertos o pueden proporcionar listas de médicos y/o clínicas. Visite el sitio en la red del grupo que le interese o póngase en contacto con ellos para conocer los servicios que ofrecen. Recuerde que la inclusión en esta lista no representa un aval de GARD.

Sitios o Redes Sociales en la Internet

Organizaciones de Apoyo General


  1. Farley SJ. Postorgasmic illness syndrome. Nat Rev Urol. March 2011; 8(3):121. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21513019.
  2. Waldinger MD, Meinardi MM, Schweitzer DH. Hyposensitization therapy with autologous semen in two Dutch caucasian males: beneficial effects in Postorgasmic Illness Syndrome (POIS; Part 2). J Sex Med. April 2011; 8(4):1174-1176. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21241454.
  3. Jiang N, Xi G, Li H, Yin J.. Postorgasmic Illness Syndrome (POIS) in a Chinese Man: No Proof for IgE-Mediated Allergy to Semen. J Sex Med. March 2015; 12(3):840-845. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=25630453.
  4. Althof SE, McMahon CG. Contemporary Management of Disorders of Male Orgasm and Ejaculation. Urology. July, 2016; 93:9-21. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=26921646.
  5. Waldinger MD. Post orgasmic illness syndrome (POIS). Translational Andrology and Urology. 2016; 5(4):602-606. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5001999/.