Escuchar
La enfermedad granulomatosa crónica es una enfermedad hereditaria rara en que hay una deficiencia de la inmunidad debido a una función anormal de los glóbulos blancos, las células de la sangre que ayudan a combatir las infecciones. Las personas afectadas por la enfermedad tienen sistemas inmunológicos que no funcionan bien, por lo que hay infecciones bacterianas y fúngicas repetidas e inflamación crónica. La enfermedad comienza en los bebés o niños pequeños, aunque en casos más leves sólo se nota en la adolescencia o incluso en la edad adulta.[1][2] Puede ser causada por cambios (mutaciones) en cualquiera de cinco genes diferentes y se hereda de  forma autosómica recesiva o de forma recesiva ligada al cromosoma X .[3] El tratamiento se hace con antibióticos y antifúngicos para tratar y prevenir infecciones por bastante tiempo.[1][4] La única cura es con un alotransplante de medula ósea.[5]
Última actualización: 7/24/2018

Escuchar
En las personas con enfermedad granulomatosa crónica, el sistema inmunológico no funciona bien, lo que deja al cuerpo vulnerable a ciertos tipos de bacterias y hongos. Las características de la enfermedad comienzan, por lo general, en bebés o niños pequeños, aunque en casos más leves sólo se notan en la adolescencia o incluso en la edad adulta. Las señales y los síntomas son bastante variados y pueden incluir:[1][2][3]  
  • Infecciones bacterianas y fúngicas frecuentes
  • Granulomas (áreas de tejido inflamado), más comúnmente en el tracto gastrointestinal y/o en el sistema genitourinario
  • Abscesos que afectan a los pulmones, el hígado, el bazo, los huesos o la piel
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Diarrea persistente
  • Secreción  crónica de la nariz.
El Human Phenotype Ontology (HPO) es un programa de ontología computadorizado que tiene definición de muchos términos de señales y síntomas y de sus frecuencias. Mucha de la información proviene Orphanet, una base de datos Europea sobre enfermedades raras. La frecuencia de la señal o síntomas es usualmente un estimado del porcentaje de pacientes que tiene estos síntomas.

Según HPO las señales y síntomas encontrados en más o menos 90% de los casos son:
  • Anormalidad de neutrófilos, un tipo de leucocito
  • Anomalía de la regulación de la temperatura
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica
  • Aumento de la sensibilidad a la luz solar
  • Aumento del tamaño del hígado (hepatomegalia)
  • Manchas oscuras
  • Malabsorción
  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos situados en la parte mediastínica del pecho, el área central que separa los pulmones (linfadenopatía mediastinal)
  • Inflamación del oído medio (otitis media )
  • Estenosis pilórica
Última actualización: 7/24/2018

Escuchar
La enfermedad granulomatosa crónica es causada por cambios (mutaciones) en uno de cinco genes diferentes (CYBA, CYBB, NCF1, NCF2 o NCF4). Cada gen codifica una parte diferente (subunidad) de una enzima llamada NADPH oxidasa, que es esencial para el sistema inmunológico. Una función de esta enzima es ayudar a hacer las sustancias que el cuerpo utiliza para matar las bacterias y los hongos que invaden el cuerpo antes de que puedan causar la infección. También puede ayudar a regular la actividad de las células inmunes que ayudan a controlar la respuesta inflamatoria. Las mutaciones en estos genes conducen a niveles reducidos de NADPH oxidasa y en casos severos, a la ausencia de la enzima. Como resultado, el sistema inmunológico no puede funcionar correctamente, dejando al cuerpo vulnerable a infecciones frecuentes y a inflamación crónica.[3] 

La gran mayoría de las infecciones  que ocurren en la enfermedad granulomatosa crónica en Norteamérica se deben a cinco organismos: las bacterias Estafilococos aureus, Burkholderia cepacia (Pseudomonas cepacia), Serratia marcescens y Nocardia y el hongo Aspergillus.[6]

Última actualización: 7/24/2018

Escuchar
Cuando la enfermedad granulomatosa crónica es causada por cambios (mutaciones) en los genes CYBA, NCF1, NCF2 o NCF4, se hereda de forma autosómica recesiva.[5][3] Los seres humanos tienen 23 pares de cromosomas y en cada cromosoma hay muchos genes, que tienen la información genética. Los genes, como los cromosomas, vienen en pares, un gen en cada par viene de la madre y el otro del padre. Un trastorno autosómico recesivo significa que para ser afectado se debe tener dos copias de un gen anormal. Tanto el padre como la madre tienen una copia del gen anormal (son portadores) pero no son afectados por el trastorno y normalmente no tienen señales o síntomas. La chance de que tener un hijo o hija afectado(a) con un trastorno recesivo es de 25% para cada embarazo.

Cuando la enfermedad granulomatosa crónica es causada por mutaciones en el gen CYBB (en la mayor parte de los casos) se hereda de forma recesiva ligado al cromosoma X.[3] Una condición se considera ligada a X si el gen mutado que causa la enfermedad se encuentra en el cromosoma X, uno de los dos cromosomas sexuales (el cromosoma Y es el otro cromosoma sexual). Las mujeres tienen dos cromosomas X y los hombres tienen un cromosoma X y un cromosoma Y. En las condiciones recesivas ligadas al cromosoma X, casi sólo los hombres son afectados, debido a que tienen sólo un cromosoma X. En cambio, las mujeres, por lo general no son afectadas, ya que tienen dos cromosomas X, aunque serán portadoras de la enfermedad, es decir, tienen la mutación en uno de sus cromosomas X. Raramente, las portadoras tienen síntomas leves de la enfermedad, como una mayor frecuencia de infecciones.

Una mujer portadora tiene 25% de chances de tener un varón con la enfermedad, 50% de chances de tener hijos(as) sanos y sin la mutación, y 25% de chances de tener niñas portadoras, en cada embarazo. Los hombres transmiten la mutación a todas las hijas, que serán portadoras, y a ninguno de sus hijos varones.
Última actualización: 7/24/2018

Escuchar
La enfermedad granulomatosa crónica se sospecha con las señales y síntomas característicos. El el diagnóstico se confirma con exámenes de sangre especializados, como la prueba de reducción del nitroazul de tetrazolio y/o citometría de flujo con dihidrorhodamina. Ambas pruebas pueden utilizarse para determinar si las células inmunes están fabricando sustancias que el cuerpo utiliza para combatir las infecciones.[1][2]

El diagnóstico de CGD se establece con la identificación de la variante causante de la enfermedad (mutación) en uno de los cinco genes:[12468]
  • CYBA, NCF1, NCF2 y NCF4 (los genes relacionados con la enfermedad granulomatosa crónica autosómica recesiva)
  • CYBB que es el gen relacionado con la enfermedad granulomatosa crónica ligado al cromosoma X.
Última actualización: 7/24/2018

Escuchar
Las personas con enfermedad granulomatosa crónica deben recibir profilaxis antifúngica con medicamentos como itraconazol, y antibacteriana (trimetoprim-sulfametoxazol), y / o  terapia inmunomoduladora con interferón gamma (INF-y). La única posibilidad de cura para la enfermedad es el alotrasplante de células madre hematopoyéticas (HSCT), pero está indicado solamente en los casos más severos. Para un tratamiento adecuado de cualquier infección es necesario tener el diagnóstico microbiológico, lo que significa saber qué bacterias u hongos están causando la infección. Las opciones de tratamiento incluyen:[1][2][4][5]
  • Medicamentos antifúngicos: Se pueden usar diferentes medicamentos solos o combinados, como voriconazol, anfotericina B posaconazol, y/o isovuconazol para las infecciones por hongos.
  • Antibióticos: En muchos casos se necesitan largos cursos de antibióticos para un tratamiento adecuado.
  • Procedimientos quirúrgicos: Los abscesos pueden requerir drenaje percutáneo o cirugía.
  • Corticoides: Los corticoides y los antibióticos administrados conjuntamente pueden ayudar con la inflamación.
  • Interferón-gamma: Es una sustancia que fue recientemente aprobada pare el uso en esta enfermedad por el FDA, ayuda a combatir las infecciones y se puede usar 3 veces por semana, se recomienda para prevenir infecciones o disminuir su severidad.
Las personas afectadas deben evitar:[5]
  • Estar en contacto con materia orgánica degradada (por ejemplo, la jardinería, raspado de hojas y destrucción de casas) ya que la respiración de esporas de hongos puede resultar en neumonitis fulminante
  • La vacuna de tuberculosis (BCG)
  • Las transfusiones de sangre si tienen el antígeno Kell. El antígeno Kell es uno de los principales sistemas antigénicos en los glóbulos rojos humanos y es importante en las transfusiones porque los anticuerpos pueden causar reacciones graves a la transfusión de sangre incompatible y enfermedad hemolítica en los recién nacidos. El antígeno es cualquier sustancia que provoca que el sistema inmunitario produzca anticuerpos, que son las proteínas defensoras producidas por el sistema inmunitario del cuerpo al detectar los antígenos.
Nuevas investigaciones médicas sugieren que la terapia génica puede llevar a la cura de la enfermedad en el futuro, pero se necesitan más estudios.[4][5] Además, se cree que con la mejor compresión de la enfermedad pueden desarrollarse nuevos tratamientos para ayudar a controlar mejor el sistema inmune (agentes inmunomoduladores).[7]
Última actualización: 7/24/2018

Escuchar
El pronóstico de las personas con enfermedad granulomatosa crónica varía dependiendo de la gravedad de la enfermedad. Las infecciones frecuentes y los episodios de inflamación pueden reducir la esperanza de vida en algunas de las personas afectadas. Sin embargo, los recientes avances en el tratamiento han mejorado mucho la supervivencia y la calidad de vida.[1][4] 
Última actualización: 7/24/2018

Escuchar

Los grupos de apoyo y las organizaciones de ayuda pueden ser de utilidad para conectarse con otros pacientes y familias, y pueden proporcionar servicios valiosos. Muchos proporcionan información centrada en el paciente, e impulsionan la investigación para desarrollar mejores tratamientos y para encontrar posibles curas. Pueden ayudar a encontrar estudios de investigación, y otros recursos y servicios relevantes. Muchas organizaciones también tienen asesores medicos expertos o pueden proporcionar listas de médicos y/o clínicas. Visite el sitio en la red del grupo que le interese o póngase en contacto con ellos para conocer los servicios que ofrecen. Recuerde que la inclusión en esta lista no representa un aval de GARD.

Organizaciones de Apoyo para esta Enfermedad

  • Asociación Española de Déficits Inmunitarios Primarios (AEDIP)
    Calle Manuel Pombo Angulo 10, 2º
    28050 Madrid
    España
    Teléfono: 34 913923855 o 34 937211414
    Correo electrónico: aedip@aedip.com
    Enlace en la red: http://www.aedip.com/
  • CGD Society
    PO Box 454
    Dartford, DA1 9PE United Kingdom
    Teléfono: 0800 987 8988
    Correo electrónico: hello@cgdsociety.org
    Enlace en la red: https://cgdsociety.org/

Sitios o Redes Sociales en la Internet


Escuchar

Estos recursos proporcionan más información sobre esta condición o de los síntomas asociados. Los recursos en la sección “Información detallada” contiene lenguaje médico y científico que puede ser difícil de entender. Es posible que desee revisar esta información con un médico.

Información Detallada

  • La CDG Society tiene una guía para pacientes con la enfermedad granulomatosa crónica, con información detallada, especialmente sobre el uso del interferón y otras opciones de tratamiento, así como programas de ayuda económica para conseguir medicamentos. Esta sociedad también tiene un guía para profesionales médicos.
    Guía para pacientes
    Guía para profesionales médicos


  1. Nowicki RJ. Chronic Granulomatous Disease. Medscape Reference. 2018; http://emedicine.medscape.com/article/1116022-overview.
  2. Chronic Granulomatous Disease. NORD. 2018; http://www.rarediseases.org/rare-disease-information/rare-diseases/byID/682/viewAbstract.
  3. Chronic Granulomatous Disease. MedlinePlus Genetics. 2016; https://medlineplus.gov/genetics/condition/chronic-granulomatous-disease/.
  4. Rosenzweig SD & Holland SM. Chronic granulomatous disease: Treatment and prognosis. UpToDate. 2018; http://www.uptodate.com/contents/chronic-granulomatous-disease-treatment-and-prognosis.
  5. Leiding JW & Holland SM. Chronic Granulomatous Disease. GeneReviews. February 11, 2016; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK99496/.
  6. Sergio D Rosenzweig, MD; Steven M Holland, MD. Chronic granulomatous disease: Pathogenesis, clinical manifestations, and diagnosis. UpToDate. 2018;
  7. Vignesh P, Rawat A & Singh S. An Update on the Use of Immunomodulators in Primary Immunodeficiencies. Clin Rev Allergy Immunol.. Nov 21 2016; [Epub ahead of print]:https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27873163.