Escuchar
El síndrome de Cockayne es una enfermedad poco común en que hay baja estatura, vejez prematura (progeria), sensibilidad exagerada a la luz (fotosensibilidad) y retraso de aprendizaje moderado o grave.[1][2]

El síndrome puede ser dividido en 3 tipos, de acuerdo a la severidad de los síntomas y la edad en que comienza:[2][3][1] 
  • Tipo I (tipo A): Se refiere a veces como el síndrome de Cockayne "clásico" o "moderado". Este tipo se diagnostica durante el nacimiento hasta los 18 meses de vida (la primera infancia). Muchas de las personas con el tipo 1 viven hasta los diez a veinte años de edad. 
  • Tipo II (tipo B): Se refiere a veces como el tipo "grave" o "inicio temprano" que se empeora más conforme el niño crece. Las personas con el tipo 2 por lo general no sobreviven la infancia.
  • Tipo III (tipo C): Es una forma más leve de la enfermedad. Las personas con este tipo viven hasta la edad adulta.[1]
El síndrome de Cockayne es causado por mutaciones en cualquiera de los genes  ERCC8 o ERCC6 y se hereda de forma autosómica recesiva.[2] Todavía no hay cura. El tratamiento es de apoyo y puede incluir programas educativos para el retraso del desarrollo, terapia física, colocación del tubo de alimentación (gastrostomía) según sea necesario; medicamentos para la espasticidad y el temblor según sea necesario; uso de protectores solares y gafas de sol; tratamiento de la pérdida de audición, cataratas y otros, según sea necesario.[3]
Última actualización: 9/7/2017

Escuchar
Las señales y síntomas varían en severidad y en la edad en que comienzan, según el tipo del síndrome. 

Tipo I (Tipo A)
Los síntomas comienzan en los dos primeros años de vida. Puede haber:[3] 

  • Aumento del tono muscular 
  • Reflejos muy aumentados (hiperreflexia) o muy disminuidos (hiporreflexia) 
  • Problemas para caminar 
  • Retraso de crecimiento y del desarrollo 
  • Cabeza muy pequeña 
  • Deterioro progresivo de la visión, el oído y la función del sistema nervioso 
  • Caries en los dientes graves ocurren en hasta el 86% de las personas 
  • Fotosensibilidad puede ser grave, pero no hay mayor riesgo de tener cáncer de piel
  • Aspecto característico de vejez con la piel fina y el cabello fino, ojos hundidos y una postura encorvada al estar de pie 
En más o menos 10% de los casos de tipo I hay también:[3]
  • Problemas neurológicos: Aumento del tono muscular, espasticidad, reflejos aumentados (hiperreflexia) o disminuidos (hiporreflexia), marcha anormal o incapacidad de  caminar, incoordinación de los movimientos (ataxia), escape involuntario de orina (incontinencia), temblores, habla anormal o ausente, convulsiones, llanto débil, problemas para alimentarse, desgaste muscular y alteración de la conducta. 
  • Problemas en la piel: Falta de sudor (anhidrosis) y rubor en la región media de la cara (eritema malar) 
  • Problemas en los ojos: Ojos hundidos, problemas en la retina, cataratas, no ver bien de cerca, pocas o ninguna lagrima, movimientos anormales de los ojos (nistagmo) ojos bizcos (estrabismo) y ojos muy pequeños (microftalmia) 
  • Problemas en los dientes: Dientes ausentes o pequeños, retraso en la erupción de los dientes temporales y mala oclusión 
  • Mal funcionamiento del riñón
  • Retraso o falta de la maturación sexual, siendo que las personas afectadas con la enfermedad no pueden tener hijos 
  • Agrandamiento del hígado y/o el bazo
Tipo II (Tipo B) 
Los niños con este tipo son los que tienen síntomas más serios, no viven mucho tiempo (más o menos hasta la edad de siete años).

Los síntomas pueden incluir:  
  • Retraso de crecimiento 
  • Poco o ningún desarrollo neurológico postnatal 
  • Cataratas congénitas u otras anomalías estructurales del ojo: Presentes en 30% de los casos 
  • Contractura articular permanente (artrogriposis) o problemas en las vértebras de la columna llevando a curvaturas anormales como joroba (cifosis) y columna torcida (escoliosis) 
Tipo III (Tipo C) 
Parecido al tipo I pero más leve.
Última actualización: 9/7/2017

Escuchar
El síndrome de Cockayne (SC) se puede dividir en 3 tipos, de acuerdo a la edad en que comienza y de la  progresión y severidad de la enfermedad. El tipo 1 es el único de los 3 tipos que tiene criterios definidos pero los otros 2 tipos también se pueden sospechar con base en algunos síntomas. Algunas veces, debido a que la enfermedad progresa con el tiempo,  el diagnóstico clínico de SC se hace más facil cuando los síntomas adicionales se manifiestan gradualmente con el tiempo. El diagnóstico  del tipo I (tipo A) se sospecha:[3]
  • En un niño mayor cuando ambos criterios principales están presentes y tres criterios menores están presentes
  • En un bebé o un niño pequeño cuando ambos criterios principales están presentes, sobre todo si hay más fotosensibilidad cutánea 

Los criterios principales son:[3]

  • Retraso del crecimiento postnatal (altura y peso abajo de lo normal para la edad de 2 años)
  • Microcefalia progresiva y disfunción neurológica temprana en la mayoría de los casos, seguido por el deterioro intelectual y de la conducta de manera progresiva.
Los criterios menores son:[3]  
  • Fotosensibilidad cutánea con o sin la piel fina o el pelo fino o seco (75% de los casos)
  • Neuropatía desmielinizante periférica diagnosticada por electromiografíapruebas de conducción nerviosa, y / o biopsia del nervio
  • Retinopatía pigmentaria (55% de los casos) y / o cataratas (36% de los casos) 
  • Sordera neurosensorial (60% de los casos) 
  •  Anomalías en los dientes (caries en los dientes, poco esmalte, número o tamaño anormal de los dientes)
  • Aspecto característico de "enanismo caquéctica" con la piel y el pelo muy finos, ojos hundidos y una postura encorvada al estar de pie  
  • Hallazgos radiológicos característicos como engrosamiento de la bóveda del hueso de la cabeza y anomalías de los huesos largos, de las vértebras o de la pelvis 
  • Tener un pariente con la enfermedad. 
El tipo II (tipo B) se sospecha:[3]
  • En bebés con problemas de crecimiento al nacer y que crecen muy poco después de nacer (postnatal) en altura, peso, o circunferencia de la cabeza
  • Cuando hay poco o ningún desarrollo neurológico postnatal
  • Cuando hay cataratas congénitas y otros defectos del ojo (ojos muy pequeños (microftalmia), cornea pequeña (microcórnea), iris pequeñas (hipoplasia del iris))
El tipo III (tipo C) se sospecha si hay problemas parecidos a los que se observan en el tipo I,  solamente que más leves.

El diagnóstico del síndrome de Cockayne se confirma con pruebas genéticas moleculares que al identificar mutaciones en los genes ERCC6 o ERCC8.[3]

Si los exámenes genéticos no pueden identificar mutaciones en ninguno de estos genes, pero los médicos continúan sospechando  que la persona realmente tiene el síndrome de Cockayne debido a sus síntomas, se puede hacer la prueba test de reparación de ADN en los fibroblastos de la piel después de la irradiación con rayos ultravioleta (UV) en que se ve (cuando el examen es positivo) que los fibroblastos tienen una sensibilidad grande a la radiación UV y una recuperación deficiente de la síntesis de ARN después del daño UV.  Esto se debe a que en el síndrome de Cockayne hay un defecto en el proceso conocido como “reparación por escisión de nucleótidos” que se utiliza para reparar algún tipo de daño celular que causa la radiación UV.[3][4]





Última actualización: 9/7/2017

Escuchar
La enfermedad no tiene cura, pero hay varios estudios de investigación para encontrar un tratamiento. En estos momentos, el tratamiento se dirige a los problemas que haya y puede incluir:[3]
  • Programa educativo individualizado para el retraso en el desarrollo 
  • Dispositivos de asistencia física para mantener la capacidad de caminar si la marcha es afectada 
  • Colocación de tubo de gastrostomía en los problemas de alimentación 
  • Medicamentos para la espasticidad (baclofeno) y temblor (carbidopa-levodopa
  • Tratamiento de la sordera si se necesita 
  • Cirugía de cataratas y otros problemas de los ojos 
  • Uso de protectores solares para proteger la piel 
  • Uso de gafas de sol para proteger los ojos
Algunos estudios han hecho tratamiento con la hormona de crecimiento en casos en que la hormona del crecimiento esta elevada o disminuida, pero el tratamiento puede llevar a un riesgo aumentado de malignidad y por eso no se puede recomendar.

Para que no haya otros problemas se recomienda también hacer:[3]
  • Terapia física para prevenir contracturas articulares 
  • Cuidados dentales para evitar caries 
  • Cuidados en la casa para evitar caídas
Última actualización: 9/7/2017

Escuchar
El pronóstico del síndrome de Cockayne varía según el tipo de la enfermedad.[2] Hay tres tipos de síndrome de Cockayne, aunque muchos investigadores creen que en realidad los tres tipos simplemente son variaciones de la severidad de la enfermedad:[1][2]
  • Tipo I (Tipo A): Hay un desarrollo normal hasta que el niño (o niña) tiene 1 o 2 años de edad, cuando el crecimiento se hace más lento y se nota un retraso en el desarrollo. La esperanza de vida en este tipo es de más o menos 10 a 20 años.
  • Tipo II (Tipo B): Tiene síntomas graves presentes en el nacimiento y la esperanza de vida media de los niños con este tipo 2 es hasta 7 años de edad. Es también llamado síndrome cerebro-óculo-facio-esquelético (o síndrome de Pena-Shokeir tipo 2).
  • Tipo III (Tipo C): Comienza más tarde en la infancia con síntomas más leves que los otros tipos y una progresión más lenta de la enfermedad. La esperanza de vida es hasta la edad adulta con una vida media de 40 a 50 años de edad.[2]
Última actualización: 9/7/2017

Escuchar

Los grupos de apoyo y las organizaciones de ayuda pueden ser de utilidad para conectarse con otros pacientes y familias, y pueden proporcionar servicios valiosos. Muchos proporcionan información centrada en el paciente, e impulsionan la investigación para desarrollar mejores tratamientos y para encontrar posibles curas. Pueden ayudar a encontrar estudios de investigación, y otros recursos y servicios relevantes. Muchas organizaciones también tienen asesores medicos expertos o pueden proporcionar listas de médicos y/o clínicas. Visite el sitio en la red del grupo que le interese o póngase en contacto con ellos para conocer los servicios que ofrecen. Recuerde que la inclusión en esta lista no representa un aval de GARD.

Organizaciones de Apoyo para esta Enfermedad

Sitios o Redes Sociales en la Internet


Escuchar

Estos recursos proporcionan más información sobre esta condición o de los síntomas asociados. Los recursos en la sección “Información detallada” contiene lenguaje médico y científico que puede ser difícil de entender. Es posible que desee revisar esta información con un médico.

Información Detallada

  • Orphanet es una base de datos europea de aceso gratuito en la red sobre enfermedades raras y medicamentos huérfanos. Contiene enciclopedias médicas y un directorio de servicios especializados como servicios médicos, laboratorios, proyectos de investigación y asociaciones de pacientes.

  1. Cockayne Syndrome Brochure. Share & Care Cockayne Syndrome Network. http://cockaynesyndrome.org/about-cs/.
  2. Genetics Home Reference. Cockayne Syndrome. 2016; http://ghr.nlm.nih.gov/condition/cockayne-syndrome.
  3. Laugel V. Cockayne Syndrome. Gene Reviews. June 14, 2012; http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK1342/.
  4. Síndrome de Cockayne. Orphanet. 2009; https://www.orpha.net/consor/cgi-bin/OC_Exp.php?Expert=191&lng=ES.