Cuero cabelludo lipedematoso



El cuero cabelludo lipedematoso es una enfermedad en la que hay un engrosamiento del tejido subcutáneo (tejido de grasa) debajo del cuero cabelludo. Cuando hay también falta de pelo se llama alopecia lipedematosa. Se caracteriza por el engrosamiento suave, esponjoso o pastoso del cuero cabelludo que se encuentra en la frente (vértice) y la parte de atrás (el occipucio) de la cabeza. Afecta más a las mujeres. Los síntomas incluyen dolor difuso, sensaciones anormales (parestesias), dolor de cabeza, ardor, engrosamiento del cuero cabelludo con sensibilidad localizada o generalizada del cuero cabelludo o picazón. La causa es desconocida, aunque se cree que algunos factores mecánicos, como el uso prolongado de prendas apretadas para la cabeza y factores hormonales están envueltos en el desarrollo de la enfermedad. El cuero cabelludo lipedematoso puede estar asociado con enfermedades como diabetes mellitus, insuficiencia renal, síndrome de Sjögren, y hiperlipidemia o con articulaciones, piel flojas, y quistes ováricos.[1][2] No hay tratamiento definitivo o que pueda detener la progresión de la enfermedad. Se pueden usar corticoides y otros medicamentos dependiendo del caso.[3][4]
Última actualización: 3/9/2017

El cuero cabelludo esta engrosado en la parte de adelante (vértice) y de atrás del cuero cabelludo (occipital). La medición del engrosamiento del cuero cabelludo la puede hacer el médico durante el examen físico con la palpación y con exámenes como la ecografía, resonancia magnética, tomografía, o punción con una aguja.[4] El grosor normal del cuero cabelludo es de 5 to 8 mm En el cuero cabelludo lipedematoso el grosor está aumentado entre 9 a 19 mm, y a veces hasta más de 20 mm.[3]

El cuero cabelludo lipedematoso puede ocurrir en cualquier edad entre los 10 y 77 años. Los pacientes pueden no tener síntomas o pueden tener:[3]
  • Sensación de quemazón
  • Dolor
  • Sensación displacentera dolorosa, espontánea o provocada (disestesias)
  • Picazón
Algunas veces puede haber falta de cabello lo que se llama alopecia lipedematosa.[5] En un examen llamado videodermoscopia algunas áreas del cuero cabelludo muestran vasos sanguíneos pequeños y dilatados en la piel (telangiectasias) dentro de los pliegues del cuero cabelludo, posiblemente causados por la compresión de los capilares superficiales y por el espesamiento de la capa de grasa debajo del cuero cabelludo.[2][3]
Última actualización: 3/9/2017

La causa todavía no se conoce. Se cree que haya factores mecánicos como el uso prolongado de prendas apretadas para la cabeza y factores hormonales. Se ha pensado que los vasos linfáticos aumentados de tamaño pueden ser el mecanismo que cause la enfermedad. Puede estar asociada con enfermedades como diabetes mellitus, insuficiencia renal, articulaciones y piel flojas, síndrome de Sjögren, hiperlipidemia y quistes ováricos.[1][2]
Última actualización: 3/9/2017

El tratamiento se hace con corticoides pero no hay buena respuesta en la mayor parte de los casos.[3] En un artículo publicado en 2016, los autores describen un paciente que fue tratado con éxito con un remedio llamado mofetilo de micofenolato, que suprime la inmunidad.[5]

Se recomienda hacer resonancia magnética o tomografía computadorizada de la cabeza cuando hay dolor de cabeza para apartar otras enfermedades que pueden dar dolor de cabeza como tumores del cerebro, obstrucciones del líquido cerebroespinal, o enfermedades vasculares, que deben ser tratadas de acuerdo.[6][7] 

Cuando hay la caída del pelo (alopecia lipedematosa) esta se puede tratar con finasterida.[8]
Última actualización: 3/9/2017

Los grupos de apoyo y las organizaciones de ayuda pueden ser de utilidad para conectarse con otros pacientes y familias, y pueden proporcionar servicios valiosos. Muchos proporcionan información centrada en el paciente, e impulsionan la investigación para desarrollar mejores tratamientos y para encontrar posibles curas. Pueden ayudar a encontrar estudios de investigación, y otros recursos y servicios relevantes. Muchas organizaciones también tienen asesores medicos expertos o pueden proporcionar listas de médicos y/o clínicas. Visite el sitio en la red del grupo que le interese o póngase en contacto con ellos para conocer los servicios que ofrecen. Recuerde que la inclusión en esta lista no representa un aval de GARD.

Sitios o Redes Sociales en la Internet

Organizaciones de Apoyo General


  1. Peter CV, Jennifer A, Raychaudhury T, Chandrashekhar L, Merilyn S, Gowda S & Shyam G. Lipedematous scalp.. Indian J Dermatol Venereol Leprol. May-June, 2014; 80(3):270-2. http://www.ijdvl.com/article.asp?issn=0378-6323;year=2014;volume=80;issue=3;spage=270;epage=272;aulast=Dincy.
  2. Piraccini BM, Voudouris S, Pazzaglia M, Rech G, Vicenzi C &Tosti A. Lipedematous alopecia of the scalp. Dermatol Online J. February 28, 2006; 12(2):6. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16638399.
  3. Carrasco-Zuber JE, Alvarez-Veliz S, Cataldo-Cerda K & Gonzalez-Bombardiere S. Lipedematous scalp: a case report and review of the current literature. J Dtsch Dermatol Ges. March, 2016; http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/ddg.12813/abstract.
  4. Cabrera R, Larrondo J, Whittle C, Castro A & Gosch M. Successful Treatment of Lipedematous Alopecia using Mycophenolate Mofetil. Acta Derm Venereol. 2015; 95:1011–1012. http://www.medicaljournals.se/acta/content/?doi=10.2340/00015555-2114&html=1.
  5. Rheingantz CFR & cols. Lipedematous scalp with early onset. Anais Brasileiros de Dermatologia. 2010; 85(1):81-83. http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0365-05962010000100012&script=sci_arttext&tlng=en.
  6. Müller CS, Niclou M, Vogt T & Pföhler C. Lipedematous diseases of the scalp are not separate entities but part of a spectrum of lipomatous lesions. J Dtsch Dermatol Ges. July, 2012; 10(7):501-7.
  7. Shabanzadeh-Dehkordi H & Farhad Kamkhah A. Lipedematous Scalp:A Case Report. Iran J Dermato. 2009; 72:26-30. http://www.sid.ir/en/VEWSSID/J_pdf/90420094711.pdf.
  8. Hantash B. Scarring Alopecia Treatment & Management. Medscape Reference. February 26, 2016; http://emedicine.medscape.com/article/1073559-treatment.