Enfermedad de von Willebrand



La enfermedad de von Willebrand (EVW) es una enfermedad en que hay sangramientos (hemorrágica) debido a problemas en el proceso de coagulación de la sangre. Las personas con esta enfermedad muchas veces tienen moretones en la piel (hematomas), sangramientos por la nariz, y sangrado prolongado después de una lesión, cirugía, o extracción de un diente. Las mujeres afectadas pueden tener menstruaciones abundantes. En los casos graves, hay sangrado abundante después de cualquier lesión pequeña o hasta sin que haya una lesión. La EVW se divide en 3 tipos. El tipo 1 es el más leve y más común, y el tipo 3 es la forma más grave y más rara. El tipo 2 (con cuatro subtipos) tiene una severidad intermedia.  Hay muchos factores que pueden afectar los níveles del factor de von Willebrand y los síntomas pueden cambiar con el tiempo. Debido a que el nivel del factor de von Willebrand aumenta con la edad, en situaciones de  estrés, en el embarazo, o durante el ejercicio, los síntomas son menos frecuentes o menos severos en estas circunstancias.  Esta enfermedad es causada por mutaciones en el gen VWF y puede tener diferentes formas de herencia.[1] El tratamiento varía de acuerdo con la gravedad de la enfermedad e incluye concentrados derivados del factor de coagulación del plasma y otros medicamentos.[2]
Última actualización: 2/21/2018

La enfermedad de von Willebrand es un trastorno hemorrágico presente al nacer (congénito). Sin embargo, en muchos casos, los síntomas sólo se notan con el pasar del tiempo, cuando hay una historia de sangrado.[2] 

La historia de sangrado también depende de la gravedad de la enfermedad; El tipo 3 comienza temprano en la vida, mientras que los casos leves del tipo 1 no se pueden diagnosticar hasta la edad adulta, a pesar de que se tenga una historia de episodios de sangrado.

Las señales y síntomas en los tipos leves o moderados incluyen sangramientos, en especial en las mucosas y la piel (mucocutáneas) como hematomas, sangrados por la nariz (epistaxis), y demasiado sangrado en la menstruación (menorragia). Ellos no tienen mucho sangrado musculoesquelético a menos que haya un nivel del factor VIII:C más bajo que 10 UI /dl, como puede verse en el tipo 2N o en el tipo 3.[2]

El tipo 1 es el más común (70% del total de casos de la enfermedad) e incluye sangrado mucocutáneo leve; Sin embargo, los síntomas pueden ser más graves cuando los niveles del factor de von Willenbrand son inferiores a 15 UI / dl. En los niños se los síntomas comunes son sangrados en la nariz (epistaxis) y los moretones. La menorragia (menstruaciones abundantes) es el hallazgo más común en las mujeres jovenes.[2]

El tipo 2 (más o menos 25% del total de casos de la enfermedad) varía de acuerdo al subtipo. En el tipo 2A y 2B el sangrado mucocutáneo es leve o moderado. En el tipo 2B las plaquetas están bajas. En el tipo 2M puede haber sangrados graves y en el tipo 2N los síntomas se parecen a la hemofilia A, e incluyen sangrado excesivos durante cirugías o procedimientos.[2] 

En el tipo 3 (menos del 5% de los casos de la enfermedad) hay sangrado grave.[2]
Última actualización: 2/21/2018

La enfermedad de von Willebrand es una enfermedad hereditaria causada por variantes (mutaciones) en el gen VWF. El gen VWF proporciona instrucciones para hacer una proteína de coagulación de la sangre llamada factor von Willebrand, que es importante para la formación de coágulos de sangre y para prevenir una mayor pérdida de sangre después de una lesión. Si el factor de von Willebrand no funciona normalmente o muy poco de la proteína está disponible, los coágulos de sangre no pueden formarse correctamente y se sangra más de lo normal. Las variaciones (mutaciones) del gen VWF que reducen la cantidad de factor von Willebrand o causan que la proteína funcione de forma anormal (o no funcione) son responsables por las señales y síntomas asociados con la enfermedad. Estas mutaciones se pueden heredar de una manera autosómica dominante o autosómica recesiva, o pueden ocurrir por primera vez en una persona afectada (lo que se conoce como una mutación de novo).[3]

Existe una enfermedad que se considera una condición diferente, llamada síndrome adquirido de von Willebrand, que no es causada por mutaciones genéticas. Esta condición hace parte de otras enfermedades y por lo general comienza en la edad adulta.[3]

El síndrome adquirido de von Willebrand se puede observar como parte de muchas enfermedades o condiciones, entre otras:[4]
Última actualización: 2/21/2018

Muchos casos de la enfermedad de von Willebrand son heredados. La mayoría de los casos de la enfermedad de von Willebrand tipo 1 y tipo 2A, así como el tipo 2B y tipo 2M, se heredan de forma autosómica dominante. El tipo 2N, el tipo 3, y algunos casos de tipo 1 y tipo 2A se heredan de forma autosómica recesiva.[5]

La mayoría de las personas con un tipo autosómico dominante de la enfermedad tienen un padre afectado. Sin embargo, algunas personas son el primer caso en su familia, o sea, tienen una mutación nueva (de novo) en el gen VWF que se produjo por primera vez en la persona afectada sin que la haya heredado.[5] 

Si la mutación que se encuentra en la persona afectada no puede ser detectada en cualquiera de los padres, es probable que se deba a una mutación de novo, pero también puede ser debido a mosaicismo de línea germinal en uno de los padres, que es cuando las células germinales (óvulos y esperma) tienen una mezcla de algunas células normales y algunas células que tienen la mutación, pero todas las otras células del cuerpo son normales. En estos casos, cuando se hace el examen de sangre de los padres para detectar la mutación el examen es normal, ya que solamente las células germinales contienen la mutación.[5]


El síndrome adquirido de von Willebrand es una enfermedad diferente que no se hereda ni es causado por mutaciones en el gen VWF. Esta condición se caracteriza por sangrados leves o moderados que hacen parte de otras enfermedades, y por lo general comienza en la edad adulta.[5][3]
Última actualización: 2/21/2018

Los episodios de sangrado severos pueden prevenirse o controlarse con concentrados inactivados de factor de coagulación derivados de plasma que contienen factor de von Willebrand (FVW) y factor VIII (FVIII). Dependiendo del tipo de la enfermedad, los sangrados severos generalmente responden al tratamiento con desmopresina.[2]

Para el tratamiento de la hemorragia leve o cirugía menor, se sugiere el uso de desmopresina en la vena o por la nariz, en pacientes que han mejorado antes con este medicamento. Si el sangrado no se controla bien, se debe utilizar un FVWconcentrado.[4]

Para el tratamiento de la hemorragia grave o cuando hay una cirugía mayor, o para pacientes que no mejoran con la desmopresina o necesitan tratamiento durante más de tres días, se puede usar el FVW concentrado.[4]

Otros tratamientos que pueden mejorar los síntomas incluyen los inhibidores fibrinolíticos y las hormonas, en casos de mujeres con menorragia.[2]

Deben evitarse cualquier actividades que tengan alto riesgo de trauma, especialmente de tener lesión en la cabeza, medicamentos con efectos sobre la función plaquetaria (AAS, clopidogrel o AINES). La circuncisión en varones debe considerarse sólo después de consultar con un hematólogo. En mujeres embarazadas se debe hacer un seguimiento cuidadoso durante todo el embarazo, ya que las mujeres embarazadas tienen mayor riesgo de complicaciones de sangrados en el parto o después del parto.[2] 

Se recomienda que una persona con enfermedad de von Willebrand (EVW) sea orientada y tratada en centros con experiencia en el tratamiento de trastornos de la coagulación. 

Los medicamentos enumerados a continuación han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) como productos huérfanos para el tratamiento de esta enfermedad:
Última actualización: 2/21/2018

Los grupos de apoyo y las organizaciones de ayuda pueden ser de utilidad para conectarse con otros pacientes y familias, y pueden proporcionar servicios valiosos. Muchos proporcionan información centrada en el paciente, e impulsionan la investigación para desarrollar mejores tratamientos y para encontrar posibles curas. Pueden ayudar a encontrar estudios de investigación, y otros recursos y servicios relevantes. Muchas organizaciones también tienen asesores medicos expertos o pueden proporcionar listas de médicos y/o clínicas. Visite el sitio en la red del grupo que le interese o póngase en contacto con ellos para conocer los servicios que ofrecen. Recuerde que la inclusión en esta lista no representa un aval de GARD.

Organizaciones de Apoyo para esta Enfermedad

  • Federación Mundial de Hemofilia
    1425, boul. René-Lévesque O. Bureau 1010
    Montréal, Québec , Canada
    Teléfono: 514 875-7944
    Fax: 514 875-8916
    Correo electrónico: wfh@wfh.org

Sitios o Redes Sociales en la Internet

Organizaciones de Apoyo General


  1. Von Willebrand disease. Genetics Home Reference. 2012; http://ghr.nlm.nih.gov/condition/von-willebrand-disease.
  2. Goodeve A & James P. von Willebrand Disease. GeneReviews. 2014; http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK7014/#von-willebrand.Differential_Diagnosis.
  3. Von Willebrand disease. Genetics Home Reference. 2012; http://ghr.nlm.nih.gov/condition/von-willebrand-disease.
  4. Margaret E Rick. Classification and pathophysiology of von Willebrand disease. UpToDate. Waltham, MA: UpToDate, Inc; 2012;
  5. Goodeve A & James P. von Willebrand Disease. GeneReviews. 2014; http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK7014/.