Las infecciones por el complejo Mycobacterium avium (MAC) son enfermedades poco comunes causadas por dos tipos de bacterias, Mycobacterium avium Mycobacterium intracellulare. Estas bacterias no causan síntomas en la mayoría de las personas.[1] Las infecciones por MAC ocurren principalmente en personas que tienen baja inmunidad (por ejemplo, personas que tienen SIDAlinfomaleucemia de células pilosas o que se hacen quimioterapia inmunosupresora) o que tienen una enfermedad pulmonar subyacente como enfermedad de obstrucción pulmonar crónica (EOPC) o fibrosis quística. Las mujeres de edad avanzada también tienen mayor riesgo de enfermarse con estas bacterias. [2] 

Existen 3 formas diferentes de infecciones por MAC:[1][2]

  • Infección pulmonar por MAC o MAC pulmonar - Afecta a los pulmones, es la forma más común de MAC, y ocurre en personas sin SIDA pero que tienen una enfermedad pulmonar de base y en mujeres de edad avanzada.
  • Infección diseminada por MAC o MAC diseminado - Afecta muchas partes diferentes del cuerpo y por lo general se observa en personas que tienen SIDA avanzado y/o linfoma.
  • Linfadenitis asociada a MAC - Caracterizada por la inflamación de los ganglios linfáticos, especialmente del cuello, y es más común en niños pequeños.
Aunque los síntomas varían dependiendo de la forma de la enfermedad, los síntomas más comunes incluyen fiebre, sudores nocturnos, pérdida de peso, y fatiga.[2] Las bacterias del MAC se encuentran en el agua, el suelo, y las partículas de polvo. Las personas se pueden infectar cuando inhalan o ingieren el material contaminado con estas bacterias.[1]][3] Sin embargo, las infecciones por MAC generalmente no se transmiten de persona a persona. El diagnóstico se hace mediante una combinación de exámenes de imágenes y por la identificación de las bacterias del MAC en cultivos de células del área infectada. El tratamiento para las infecciones por MAC varía según el tipo y puede incluir antibióticos, medicamentos antituberculosos y / o cirugía.[1][2]
Última actualización: 11/15/2018

Las infecciones por el complejo de Mycobacterium avium pueden causar síntomas diferentes dependiendo del lugar de la infección. Por ejemplo, el MAC pulmonar afecta principalmente a los pulmones; el MAC diseminado afecta a todo el cuerpo; y la linfadenitis por MAC causa inflamación de los ganglios linfáticos.[1][2]

Los síntomas del MAC pulmonar suelen ser graduales y pueden presentarse durante semanas o meses. Las personas afectadas pueden tener tos, pérdida de peso, fiebre, fatiga, y sudores nocturnos.[2]

Las señales y los síntomas comunes del MAC diseminado incluyen:[1][2]
  • Fiebre
  • Sudores
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Diarrea
  • Falta de aliento
  • Dolor abdominal
  • Anemia
Otras características menos comunes en personas con infecciones por MAC incluyen una infección del tejido mamario (mastitis), una infección del músculo esquelético (piomiositis), abscesos de la piel o el cerebro, y problemas gastrointestinales.[2]

La linfadenitis causada por el MAC generalmente afecta a niños de 1 a 4 años de edad. Los ganglios linfáticos inflamados, principalmente en un solo lado del cuello, generalmente son el único síntoma de esta forma de infección por MAC.[2]
Última actualización: 11/15/2018

Las infecciones por el complejo Mycobacterium avium (MAC) son causados por dos tipos de bacteria, Mycobacterium avium y la Mycobacterium intracellulare.[1] Estas bacterias se encuentran en muchos lugares incluido el agua (fresca o salada), el polvo doméstico, y el suelo. Las personas se infectan cuando inhalan estas bacterias y estas se propagan en el tracto respiratorio, o cuando la persona las ingiere y las bacterias se propagan en el tracto gastrointestinal. Sin embargo, la mayoría de personas tienen las bacterias del MAC en sus cuerpos y nunca tienen síntomas. Las bacterias del MAC afectan principalmente a las personas que tienen un sistema inmune comprometido o una enfermedad pulmonar subyacente.[2] Tocar los mismos objetos o relacionarse cercanamente con las personas con infecciones por MAC no parece aumentar la chance de tener la enfermedad. No se cree que las infecciones por MAC se transmiten de una persona para otra.[3]
Última actualización: 11/15/2018

Las infecciones por el complejo Mycobacterium avium (MAC) son infecciones bacterianas, no una enfermedad hereditaria. Para infectarse con MAC, una persona debe estar expuesta a uno de los tipos de bacterias asociados con MAC.[2]

Ha habido un par de informes en la literatura que describen casos familiares de MAC. En estas familias, se cree que existen ciertas variaciones en un gen (o genes) involucrado con la respuesta inmune del cuerpo. Es posible que tener ciertas variaciones en este gen (o estos genes) puedan hacer que la persona tenga más chances de tener la enfermedad. Sin embargo, hasta donde sabemos, no se han identificado tales genes.[10268]
Última actualización: 11/15/2018

El diagnóstico de infecciones pulmonares por Mycobacterium avium (MAC pulmonar) generalmente se basa en un examen físico que revela señales y síntomas de la enfermedad, pruebas de laboratorio con cultivo realizado en muestras de saliva o moco (tinción con bacilo ácido-ácido (AFB) y cultivo), estudios de imágenes del tórax y pulmones (radiografías o tomografía computarizada), y la exclusión de otras enfermedades que afectan los pulmones.[4] Un cultivo de laboratorio consiste en colocar células de una muestra de esputo en un entorno que estimula el crecimiento de las bacterias. Los resultados que identifican la bacteria pueden tardar varios días o más. Debido a que los síntomas de las infecciones por MAC son similares a los de otros tipos de infecciones, también se deben descartar otros tipos de infecciones y enfermedades parecidas.[15023][2]

El diagnóstico de infección por MAC diseminada se sospecha con base en los síntomas,  y se confirma con los cultivos de sangre y, a menudo, de las células de ganglios linfáticos. Los cultivos de células de la orina, heces, hígado o médula ósea también pueden ser útiles. Las tomografías computarizadas pueden usarse para identificar los diferentes sitios de infección en el cuerpo. Si se sospecha una infección por MAC,  pulmonar o diseminada, se puede hacer una prueba del VIH, así como otras pruebas, para descartar otras afecciones médicas asociadas.[1][15048][15023]

Un diagnóstico de linfadenitis por MAC se confirma al encontrar las bacterias en el cultivo de células de ganglios linfáticos. Estas células se recolectan mediante una biopsia de un ganglio linfático inflamado.[15048] [15023]
Última actualización: 11/15/2018

Las mejores opciones de tratamiento varían según la forma de infección por MAC y por la presencia de otras afecciones médica como SIDA, fibrosis quística, enfermedad de obstrucción pulmonar crónica, o cáncer.

Las infecciones pulmonares por MAC (MAC pulmonar) y el MAC diseminado generalmente se tratan con una combinación de antibióticos y / o medicamentos antituberculosos, y también puede incluir drogas antivirales, en los casos en que hay infección asociada con el virus del SIDA.[1][2] Se debe tener cuidado al elegir la combinación adecuada de medicamentos ya que algunas de las bacterias causantes de la enfermedad pueden ser resistentes a muchos tipos de antibióticos y medicamentos antituberculosos.

El tratamiento quirúrgico se puede considerar en personas que no mejoran con los medicamentos, o que no responden al tratamiento, o en la presencia de muchas complicaciones relacionadas con la enfermedad, si la infección solamente afecta a un pulmón y se considera que el procedimiento es bien tolerado.[2][4]


El MAC muchas veces es resistente a muchos antibióticos y medicamentos antituberculosos, pero se ha visto que puede mejorar con los siguientes antibióticos (es aconsejado que se use una combinación de antibióticos):[1]
  • Macrólidos (claritromicina y azitromicina)
  • Rifamicinas (rifampina y rifabutina)
  • Etanbutol
  • Clofazimina
  • Fluoroquinolonas (ciprofloxacina, levofloxacina, y moxifloxacina)
  • Aminoglucósidos (amikacina, estreptomicina)
En general, la infección por MAC se trata con 2 o 3 antibióticos durante al menos 12 meses.[1][2]

Una forma del medicamento amikacina (Arikayce, una suspensión para inhalación, de liposomas de amikacina), se ha aprobado para el tratamiento de la enfermedad pulmonar en la enfermedad refractaria (que no mejora después de 6 meses de tratamiento consecutivo con el tratamiento convencional). 


Si la persona tiene SIDA o está infectada con el VIH se puede comenzar el tratamiento antirretroviral del VIH poco después de comenzar el tratamiento de la infección por MAC, una vez que el paciente está estable en su régimen de tratamiento anti-MAC, o se puede esperar dos semanas antes de iniciar el tratamiento anti-retroviral.[2]

El tratamiento de la linfadenitis relacionada al MAC generalmente es hecho retirando los ganglios linfáticos afectados. Las personas afectadas también pueden recibir antibióticos según la gravedad de la enfermedad y su respuesta a la cirugía.[2][4]

La infección pulmonar por MAC en pacientes con enfermedad pulmonar puede requerir la retirada quirúrgica de los nódulos pulmonares localizados y también se puede necesitar retirar uno de los lobos (lobectomía) pulmonares si hay una infección pulmonar más extensa en personas que no respondieron a los antibióticos en el pasado. Esto, sin embargo, no ocurre con frecuencia ahora que hay antibióticos más potentes disponibles.[2]


Los especialistas recomendados para las infecciones por MAC dependen de los problemas específicos que haya pero pueden incluir un especialista en enfermedades infecciosas, un neumólogo para los casos de problemas pulmonares, un cirujano general cuando se necesita retirar ganglios linfáticos, y otros.[1][2]
Última actualización: 11/15/2018

Los grupos de apoyo y las organizaciones de ayuda pueden ser de utilidad para conectarse con otros pacientes y familias, y pueden proporcionar servicios valiosos. Muchos proporcionan información centrada en el paciente, e impulsionan la investigación para desarrollar mejores tratamientos y para encontrar posibles curas. Pueden ayudar a encontrar estudios de investigación, y otros recursos y servicios relevantes. Muchas organizaciones también tienen asesores medicos expertos o pueden proporcionar listas de médicos y/o clínicas. Visite el sitio en la red del grupo que le interese o póngase en contacto con ellos para conocer los servicios que ofrecen. Recuerde que la inclusión en esta lista no representa un aval de GARD.

Sitios o Redes Sociales en la Internet

Organizaciones de Apoyo General


Estos recursos proporcionan más información sobre esta condición o de los síntomas asociados. Los recursos en la sección “Información detallada” contiene lenguaje médico y científico que puede ser difícil de entender. Es posible que desee revisar esta información con un médico.

Información Detallada

  • AidsInfoNet el sitio de información sobre AIDS en la red, un proyecto de la International Association of Providers of AIDS care, parcialmente consolidado por la Biblioteca Nacional de Salud de Estados Unidos tiene información sobre el complejo Mycobacterium avium.
  • El National Institute of Allergy and Infectious Diseases (el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, NIAID) apoya investigaciones dirigidas a encontrar terapias para tratar y prevenir la enfermedad causada por el MAC. Para obtener más información acerca de éstos y otros estudios, llame al Servicio de Información de Pruebas Clínicas sobre el SIDA al siguiente número de teléfono: 1-800-874-2572 (1-800-TRIALS-A) 1-800-243-7012. Para información sobre guías de tratamientos aprobados por el gobierno federal, llame al Servicio de Información de Tratamiento para el VIH/SIDA al siguiente número de teléfono: 1-800-448-0440 (1-800-HIV-0440) 1-800-243-7012.
  • El Servicio de Microbiología, Hospital La Fe, Valencia tiene información sobre el diagnósticos del complejo Mycobacterium avium.

  1. Currier JS. Mycobacterium avium complex (MAC) infections in HIV-infected patients. UpToDate. 2017; https://www.uptodate.com/contents/mycobacterium-avium-complex-mac-infections-in-hiv-infected-patients.
  2. Koirala J. Mycobacterium Avium-Intracellulare. Medscape Reference. 2018; http://emedicine.medscape.com/article/222664-overview.
  3. Disseminated mycobacterium avium complex disease. US Department of Health and Human Services. 2017; https://aidsinfo.nih.gov/guidelines/html/4/adult-and-adolescent-opportunistic-infection/326/mac.
  4. Griffith DE, Aksamit T, Brown-Elliott BA, et al. An Official ATS/IDSA Statement: Diagnosis, Treatment, and Prevention of Nontuberculous Mycobacterial Diseases. American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine. 2007; 175(4):367-416. https://www.atsjournals.org/doi/full/10.1164/rccm.200604-571ST.