Escuchar
El síndrome de Aicardi es un trastorno neurológico raro. La gravedad del síndrome y las señales y síntomas asociados varían de persona a persona. Las 3 características principales del síndrome de Aicardi son:[1][2]
  1. Ausencia (agenesia) o falta de desarrollo (disgenesia) del cuerpo calloso, que es el tejido nervioso que permite que los lados derecho e izquierdo del cerebro se comuniquen (cuerpo calloso) 
  2. Convulsiones que comienzan en la infancia (espasmos infantiles), que pueden volverse difíciles de controlar (epilepsia refractaria) 
  3. Defectos o agujeros llamados lagunas coriorretinianas que se ven como áreas redondas y claras en el tejido sensible a la luz (retina) localizado en la parte posterior del ojo 
Otros señales y síntomas pueden incluir: retraso en el desarrollo, discapacidad intelectual, y rasgos faciales característicos. Puede haber otras malformaciones cerebrales, y otros defectos oculares además de los mencionados en las principales características.[3][1][4] La causa del síndrome de Aicardi es actualmente desconocida. Debido a que ocurre casí solamente en mujeres, los investigadores creen que probablemente sea causado por una mutación en un gen localizado en el cromosoma X. Aunque no existe una cura conocida para el síndrome de Aicardi, hay tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas.[3][1][4] [1][5][6]
Última actualización: 11/13/2018

Escuchar
La gravedad del síndrome y las señales y síntomas asociados varían mucho de persona a persona. Las tres características principales del síndrome de Aicardi son:[1][2]
  • Agenesia parcial o completa o disgenesia del cuerpo calloso
  • Espasmos infantiles que pueden evoluir para epilepsia refractaria a los medicamentos
  • Lagunas coriorretinianas
Otros señales y síntomas pueden incluir:[3][1][4]
  • Otras malformaciones cerebrales como una cabeza muy pequeña (microcefalia), desigualdad entre los dos lados del cerebro, pocos o pequeños pliegues y fisuras cerebrales (microgiria), quistes en el cerebro, aumento de tamaño de las cavidades llenas de líquido (ventrículos) situadas cerca del centro del cerebro (ventriculomegalia) 
  • Retraso en el desarrollo y discapacidad intelectual 
  • Otros problemas en los ojos como ojos muy pequeños (microftalmia) o coloboma del nervio del ojo (óptico) en que el nervio óptico es ahuecado, causando una reducción de la visión, que pueden causar ceguera
  • Características faciales inusuales, como distancia muy corta entre el labio superior y la nariz (surco nasolabial), nariz plana con la punta dirigida hacia arriba, orejas muy grandes y cejas escasas 
  • Manos deformadas o pequeñas 
  • Defectos de la columna vertebral y de las costillas que resultan en curvatura anormal de la columna (escoliosis)
  • Problemas gastrointestinales como el estreñimiento o diarrea, reflujo gastroesofágico, y dificultad para alimentarse
  • Malformaciones vasculares y de tumores del plexo coroideo y papilomas
  • Problemas hormonales que pueden llevar a pubertad precoz o retrasada 
  • Infecciones pulmonares repetidas
La gravedad del síndrome de Aicardi varía. Los problemas más serios son las convulsiones que no responden a los remedios y las infecciones pulmonares. En algunos casos los afectados con síntomas más leves pueden vivir hasta la edad adulta.
Última actualización: 11/13/2018

Escuchar
La causa del síndrome de Aicardi es desconocida. Debido a que ocurre casi solamente en mujeres, los investigadores creen que probablemente sea causado por una mutación en un gen localizado en el cromosoma X, pero el supuesto gen no se ha identificado todavía.[4] 

Los seres humanos normalmente tienen 46 cromosomas en cada célula. Dos de los 46 cromosomas, conocidos como X e Y, se llaman "cromosomas sexuales" porque son responsables para determinar si una persona desarrollará características sexuales masculinas o femeninas. Las mujeres tienen dos cromosomas X (46, XX), y los varones tienen un cromosoma X y un cromosoma Y (46, XY).

Al principio del desarrollo embrionario en las mujeres, uno de los dos cromosomas X está permanentemente inactivado en las células somáticas (las células del cuerpo que no son los óvulos y los espermatozoides). La inactivación del cromosoma X asegura que las mujeres, como los varones, tengan solamente una copia activa del cromosoma X en cada célula del cuerpo. Por lo general, la inactivación de X se produce al azar, de modo que cada cromosoma X está activo en aproximadamente la mitad de las células del cuerpo. A veces, la inactivación de X no es aleatoria, y un cromosoma X está activo en más de la mitad de las células. Cuando la inactivación de X no ocurre al azar, se llama desactivación de X sesgada.[2]

La inactivación sesgada del cromosoma X a veces ocurre cuando hay una mutación genética severa en uno de los cromosomas X en cada célula. Debido a que las células donde este cromosoma está activo no pueden sobrevivir, la inactivación de X parece ser sesgada. Se ha identificado la desactivación X sesgada en niñas con síndrome de Aicardi, lo que sugiere que la enfermedad sea causado por una mutación en un gen en el cromosoma X. [2] Sin embargo, este gen no ha sido identificado y no se sabe cómo el cambio genético que causa el síndrome de Aicardi resulta en las características de este síndrome.[2][4]
Última actualización: 11/13/2018

Escuchar
La herencia del síndrome de Aicardi es ligada al X dominante, pero casi todos los casos son esporádicos, lo que significa que no son heredados y que ocurren en personas sin antecedentes familiares. El patrón de herencia dominante ligada al cromosoma X se da cuando el alelo (una copia de un gen) mutado es dominante sobre el normal, o sea, basta una sola copia mutada para que se exprese la enfermedad, y el gen se encuentra en el cromosoma X (las mujeres tienen dos cromosomas X y los varones tienen un cromosoma X y un cromosoma Y).

Aunque en las mujeres una sola copia alterada en uno de los cromosomas X es suficiente para que se cause el síndrome, en los varones (que tienen un solo cromosoma X), una mutación en la única copia del gen en cada célula produce síntomas muy graves, y la enfermedad es letal en etapas muy tempranas del desarrollo fetal, por lo que casi todos los bebés nacidos con síndrome de Aicardi son mujeres.[2] 
Última actualización: 11/13/2018

Escuchar
Aunque no existe una cura conocida para el síndrome de Aicardi, existen tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas.[3][1][4]

Por ejemplo, las convulsiones se pueden tratar con dieta cetogénica, con diferentes tipos de medicamentos anticonvulsivos, y con la hormona adrenocorticotrópica. Otras opciones de tratamiento son el estimulador de nervio vago o, en casos más severos, una cirugía. La cirugía en que se retira el cuerpo calloso puede resultar en mejora de las convulsiones.[7] Si hay otras malformaciones como tumores o papilomas del plexo coroideo también se pueden retirar con una operación, lo que puede resutar en la mejora de las convulsiones.[8670]

Otras formas de tratamiento pueden incluir terapia física, terapia del habla, y terapia ocupacional, así como apoyo para problemas esqueléticos y musculares y para prevenir complicaciones relacionadas con la escoliosis.[2][4] Por lo general el lenguaje es muy limitado, mientras que otras habilidades y discapacidades varían mucho. En casos de epilepsia severa y / o si hay defectos cerebrales u oculares graves, las discapacidades intelectuales tienden a ser más severas.

Después del diagnóstico se recomiendan las siguientes conductas:[4][7]
  • Consulta con un médico genetista para evaluación detallada y consejería genética
  • Consulta con un neurólogo para saber si hay malformaciones vasculares y/o tumores del plexo coroideo y papilomas
  • Hacer rayos X de la columna para saber si hay problemas de las vértebras y/o costillas. Es bueno consultar a un ortopedista para los problemas de las vértebras o costillas y fijación apropiada de la columna para prevenir deformaciones como escoliosis

Por favor vea nuestra página de GARD en la red sobre el tratamiento de la agenesia del cuerpo calloso.

Última actualización: 11/13/2018

Escuchar
La supervivencia es muy variable y es probable que dependa de la gravedad de las convulsiones y de los problemas respiratorios. La supervivencia media desde el nacimiento es de 27 a más de 30 años de edad, pero a medida que se envejece la probabilidad de supervivencia aumenta. Por ejemplo, la probabilidad de sobrevivir otros 5 años es más del 85% para una persona afectada que tiene 25 años de edad. Las edades de mayor riesgo de mortalidad se encuentran en los primeros años de vida y en la adolescencia. Las causas comunes de muerte incluyen insuficiencia respiratoria, infecciones sistémicas y muerte súbita. Cuanto más severa es la epilepsia, mayor es la deficiencia intelectual. La mayoría de las personas afectadas no pueden caminar ni comunicarse. [1][5][6] 
Última actualización: 11/13/2018

Escuchar

Los grupos de apoyo y las organizaciones de ayuda pueden ser de utilidad para conectarse con otros pacientes y familias, y pueden proporcionar servicios valiosos. Muchos proporcionan información centrada en el paciente, e impulsionan la investigación para desarrollar mejores tratamientos y para encontrar posibles curas. Pueden ayudar a encontrar estudios de investigación, y otros recursos y servicios relevantes. Muchas organizaciones también tienen asesores medicos expertos o pueden proporcionar listas de médicos y/o clínicas. Visite el sitio en la red del grupo que le interese o póngase en contacto con ellos para conocer los servicios que ofrecen. Recuerde que la inclusión en esta lista no representa un aval de GARD.

Organizaciones de Apoyo para esta Enfermedad

Sitios o Redes Sociales en la Internet

  • La Federación Chilena de Enfermedades Raras (FECHER) es un grupo de apoyo en Facebook para los afectados con enfermedades raras.
  • RareConnect fue creada por EURORDIS y NORD con el objetivo de que individuos y familiares afectados por enfermedades raras puedan conectarse con otras personas en varios lugares del mundo y puedan compartir sus experiencias y encontrar información y recursos relevantes.

Organizaciones de Apoyo General


Escuchar

Estos recursos proporcionan más información sobre esta condición o de los síntomas asociados. Los recursos en la sección “Información detallada” contiene lenguaje médico y científico que puede ser difícil de entender. Es posible que desee revisar esta información con un médico.

Comience por aquí

  • MedlinePlus ofrece información básica acerca esta enfermedad y enlaces para otras páginas de la red sobre esta enfermedad y para investigaciones o ensayos clínicos, organizaciones de apoyo y otros asuntos relacionados.
  • El El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS) se dedica al estudio del sistema nervioso a través de la investigación de enfermedades neurológicas para encontrar mejores tratamientos y cura. La página acerca esta enfermedad incluye información acerca la causa, el diagnóstico, el tratamiento, y más. NINDS hace parte de los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos.

Información Detallada

  • Orphanet es una base de datos europea de aceso gratuito en la red sobre enfermedades raras y medicamentos huérfanos. Contiene enciclopedias médicas y un directorio de servicios especializados como servicios médicos, laboratorios, proyectos de investigación y asociaciones de pacientes.

Articulos Seleccionados y Completos de Revistas Científicas


  1. Sunderkrishnan R. Aicardi Syndrome. Medscape Reference. August, 2018; http://emedicine.medscape.com/article/941426-overview.
  2. Aicardi syndrome. Genetics Home Reference. Junio, 2010; http://ghr.nlm.nih.gov/condition/aicardi-syndrome.
  3. Aicardi Syndrome Information Page. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/All-Disorders/Aicardi-Syndrome-Information-Page#disorders-r1.
  4. Sutton VR & Van den Veyver IB. Aicardi Syndrome. GeneReviews. November 2014; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK1381/.
  5. Tuft M, Østby Y, Nakken KO & Lund C. Aicardi syndrome and cognitive abilities: A report of five cases. Epilepsy Behav. August, 2017; 73:161-165. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28641168.
  6. Aicardi syndrome outcomes. Aicardi Syndrome Foundation. https://aicardisyndromefoundation.org/aicardi-syndrome/incidence-prevalence-and-survival/.
  7. Kasasbeh AS, Gurnett CA, & Smyth MD. Palliative epilepsy surgery in Aicardi syndrome: a case series and review of literature. Childs Nerv Syst. March, 2014; 30(3):497-503. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23948796.
  8. Roldan S. Epileptic encephalopathies in infancy. How do we treat them? Does the aetiology influence the response to treatment?. Rev Neurol. May 17, 2017; 64(3):71-75. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28524224.